Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional?

Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional
Vragen en antwoorden Een vraag stellen Alle vragen bekijken (6)

¿Quién construyó el Congreso de Valparaíso?

Se encuentra ubicado en Valparaíso.

Edificio del Congreso Nacional de Chile
Construcción 1990
Propietario Estado de Chile
Diseño y construcción
Arquitecto Juan Cárdenas, José Covacevic y Raúl Farrú

¿Cuándo fue construido e inaugurado el Congreso?

Palacio del Congreso Nacional Pablo Brahamian A cargo del PAEP El Palacio del Congreso de la Nación Argentina es el edificio donde desarrolla sus actividades el Congreso de la Nación de la República Argentina. Construido alrededor del kilómetro cero de las Rutas Nacionales, se encuentra ubicado en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en la manzana limitada por la Avenidas Rivadavia y Entre Ríos, y las calles Combate de Los Pozos e Hipólito Yrigoyen, con una superficie de manzana de 12.079,60 metros cuadrados.

La grandiosidad del Palacio del Congreso Nacional, no solo por el tamaño, sino por la escala y sus proporciones, se enmarca desde la Avenida de Mayo a través de las Plazas del Congreso, para tener una de las más bellas vistas de Buenos Aires. Realzada tras las siluetas del Monumento a los Dos Congresos y la estatua El Pensador, de Auguste Rodin, detrás de la cual aparece el simbólico monolito blanco del kilómetro Cero.

Breve Historia La Ley 3.187, sancionada el 20 de noviembre de 1894, autorizó al Poder Ejecutivo a construir el Palacio, invirtiendo la cantidad de 6.000.000 de pesos moneda nacional. El 20 de febrero del año siguiente, se decretó el llamado a Concurso Internacional, y se fijó el 12 de octubre de 1895 como fecha para la presentación de los proyectos.

Debemos el proyecto que le dio origen, al arquitecto italiano Vittorio Meano, quien dirigió las obras hasta su fallecimiento. Éstas luego quedaron a cargo del arquitecto e ingeniero belga Jules Dormal. La obra fue iniciada en agosto de 1897 y hasta su inauguración, fueron contratados mil operarios. Si bien fue inaugurado en 1906, las obras fueron finalizadas recién en 1946, por lo que se completó casi 50 años después de su planificación.

Al iniciarse el 45º período de sesiones ordinarias del Poder Legislativo de la Nación, con el mensaje que el Presidente José Figueroa Alcorta dirigiera a ambas Cámaras, reunidas en asamblea el 12 de mayo de 1906, quedó formalmente inaugurado el nuevo edificio del Congreso Nacional.

  • Entre 1995 y 1999 se encaró una restauración integral de sus fachadas por parte de la Comisión de Tecnología de la Construcción del Centro Argentino de Ingenieros.
  • Arquitectura
  • El renovado gusto por el arte clásico, luego de la convalidación del eclecticismo a fines del siglo xix, determinó la elección del estilo grecorromano, dentro del academicismo italiano del proyectista, quien complementó la escenografía de las decoraciones, a través de esculturas y relieves.
  • Fachada

Las alturas de las fachadas son de 27,50 metros sobre Hipólito Yrigoyen y 23,60 metros sobre la Av. Entre Ríos, Av. Rivadavia y Combate de los Pozos.

  1. La entrada principal, llamada Entrada de Honor está ubicada en la avenida Entre Ríos, en un atrio central decorado con seis columnas estilo corintio que soportan un frontón triangular, y la puerta está custodiada por dos cariátides de mármol.
  2. El acceso de los Diputados Nacionales se encuentra sobre la avenida Rivadavia, y el acceso para los Senadores, sobre la calle Hipólito Yrigoyen.
  3. Detrás del enrejado del frente ubicado sobre la calle Pozos se encuentran dos puertas más de herrería artística, flanqueadas por cariátides de bronce.

Para la inauguración del Palacio en 1906, se emplazaron sobre pedestales y a los costados de la escalinata principal, dos grupos escultóricos de la artista argentina, Dolores Mora de la Vega de Hernández, “Lola Mora” (1866-1936), con alegorías que simbolizaban la Libertad, el Comercio, la Paz y la Justicia.

Las figuras humanas desnudas fueron rechazadas por el pundonor reinante en la época, lo que, sumado a los cuestionamientos por los mayores costos denunciados a la Comisión Investigadora, determinaron el retiro de las esculturas en 1916. Finalmente, dichas obras fueron trasladadas a San Salvador de Jujuy.

Sería de gran importancia la recuperación de este grupo escultórico, para devolver de esta manera, su fachada original. Continuando con la descripción de la fachada, arriba del atrio y por debajo del tímpano, está esculpida en el friso la inscripción “Congreso Nacional”.

La cubierta a dos aguas sobre el frontón, tiene en cada extremo de la parte inferior de sus faldones, esculturas con figuras de “leones alados”. Sobre el pináculo del frontón hay una escultura de piedra con el Escudo Nacional. Por encima del frontón y las cornisas hay profusa ornamentación con guirnaldas, vasijas, redondeles y mascarones.

Las esculturas que rematan la parte superior externa, simbolizan los poderes del Estado. Las cubiertas a cuatro aguas de los cuerpos esquineros del Palacio, tienen en sus cumbreras, Victorias aladas de bronce, que resuenan sus largas trompetas, y en su otra mano alzan un laurel.

  1. A su lado un niño sostiene una tea encendida en una de sus manos.
  2. Siguiendo la descripción hacia arriba, detrás del frontón hay una gran plataforma ornamentada de igual ancho al del frontón triangular, que sirve de apoyo a una base cuadrada de 15 metros de lado, sobre la que se encuentra La Cuádriga, obra de 8 metros de altura y 20 toneladas de peso, fundida en bronce y ejecutada por el escultor veneciano Víctor de Pol.

El carro tirado por cuatro caballos en distintas posturas, representa la República Triunfante. La Victoria alada que lo conduce, simboliza la voluntad del país, avanzando liberado. En su mano izquierda lleva las riendas, representando a la democracia manejada por el pueblo y en la derecha una rama de laurel.

El conjunto escultórico, se proyecta un metro hacia adelante de la base cuadrada, en dirección hacia el Río de la Plata. Cúpula El gran remate cupular, se apoya en un basamento cuadrado ubicado en el centro del Palacio. Sobre dicho basamento, apoya un tambor circular de 20 metros de diámetro, del cual emergen columnas jónicas con cuatro cuerpos salientes, coronados por frontones triangulares que miran a los puntos cardinales.

Finalmente, en 1946, se concluyó con los revestimientos pétreos exteriores que aún faltaban en la fachada curva sobre la calle Pozos, que corresponde al recinto de la Cámara de Diputados. El Interior del Palacio Avanzando por la entrada de honor, sobre la Avenida Entre Ríos, se alinean el peristilo de acceso con su portal de cariátides, el vestíbulo, el hall, el Salón Azul, el Salón de los Pasos Perdidos y, finalmente, el hemiciclo de la Cámara de Diputados.

El Palacio comprende un subsuelo, un piso bajo y tres superiores. Exteriormente, el piso bajo constituye un basamento de granito gris sobre el cual apoya un intercolumnio de orden corintio que abarca la altura de los dos pisos siguientes. El tercero forma el ático en que remata el edificio. Una amplia escalinata flanqueada por la rampa para carruajes, conduce a un peristilo hexástilo con frontón triangular.

Sus oficinas abarcan 7 mil metros cuadrados de esa superficie y más de 430 metros cuadrados corresponden a los patios, en tanto pasan de 1100 el número de aberturas, entre puertas y cerraduras. El Salón de Pasos Perdidos exhibe dos grandes óleos sobre telas: una de ellas representa el debate de los Constituyentes del 21 de abril de 1853, del artista argentino Antonio Alice (1886-1943), obra constantemente reclamada como propia por la Legislatura de la provincia de Santa Fe; la otra obra es del uruguayo Juan Manuel Blanes (1830-1901), pintor de cuadros históricos que desarrolló parte de su obra bajo el mecenazgo del General Justo José de Urquiza, a quien le decoró su Palacio de San José en la provincia de Entre Ríos.

En este salón, los vitreaux que se observan representan: la ciencia, los recursos económicos, las artes, el trabajo y la guerra. El Salón Azul, punto medio exacto de toda la edificación, es intercameral. En él se ubicó el templete que guarda el libro en el que fue escrito el texto de la Constitución de 1853 y también en él fueron velados los restos de los presidentes Juan Domingo Perón, el último fallecido en el ejercicio de su mandato —el tercero de su vida política—, y Arturo Illia, como tantos otros prominentes políticos y prestigiosos legisladores.

El Palacio del Congreso de la Nación, monumento histórico y artístico nacional, nos representa como pueblo y Nación. Sensibilizar a la comunidad acerca de su propia herencia cultural y su patrimonio, es posibilitar las medidas tendientes a su preservación y rescate.

  • Restauraciones Antes de cumplirse los 90 años desde la inauguración del Palacio en 1906, el intenso tránsito automotor y la polución ambiental urbana, habían impactado sobre las cuatro fachadas, en sus revestimientos, esculturas, mármoles, metales, maderas, vitrales y cubiertas.
  • Como antecedente de las Obras de Restauración, se debe mencionar al Proyecto Rehabilitación de Fachadas del Congreso de la Nación, elaborado por la Oficina Técnica del Programa de Rehabilitación de Avenida de Mayo (P.R.A.M.), entregado el 25 de Junio de 1992.

El proyecto comprendía relevamientos fotográficos y planimétricos, análisis y diagnósticos de las patologías, y el pliego general de especificaciones técnicas para el llamado a licitación. Los deterioros en revestimientos, cornisas y ornamentos, fueron decisivos para encarar en 1995 trabajos integrales de limpieza y consolidación, para restaurar las piedras originales y reponer los ornatos faltantes, tomando como modelos los existentes, para la ejecución de los moldes.

La presencia de humedad y la atmósfera agresiva, fueron las principales causas de los deterioros en las fachadas y las patologías observadas, permitieron analizar el comportamiento físico-químico de los materiales empleados en la construcción. Las piedras calcáreas, utilizadas como revestimientos, ante la presencia del agua y la atmósfera corrosiva urbana, con sus sulfuros, transformaron los carbonatos de las piedras en yeso que se desprendía, volviendo más porosa la fachada donde penetraba la humedad.

See also:  Ornamento Que Se Coloca Sobre La Cornisa De Un Edificio?

Corresponde aclarar que hasta el segundo piso se revistió con piedra granítica, que no sufrió el mismo deterioro químico que las calcáreas, pero en cambio el granito de la planta baja, fue objeto de ataques vandálicos con pintadas y grafitis. La corrosión química en el acero, por la acción del agua que entraba a través de los desprendimientos y fisuras, se incrementaba con las aguas ácidas sulfatadas, pues no permiten las reacciones alcalinas que forman las capas protectoras del acero.

  1. También las fisuras posibilitan que raíces vegetales penetren, creando efectos de cuña, tal como señala el Ing. Civil E.
  2. Ricucci Barrionuevo en “Tecnología para el Mantenimiento”.
  3. Para reparar las fisuras con morteros similares a los revestimientos pétreos, se efectuaron ensayos en el Instituto Nacional de Tecnología Industrial (INTI), determinando las dosificaciones de mezclas que imitaran las piedras originales para su consolidación.

También el mortero elegido, diluyéndolo, se lo utilizó como pintura.

  • Además fueron causas concurrentes de las patologías corregidas:
  • a) Intervenciones anteriores desacertadas;
  • b) Detalles constructivos de las cornisas;
  • c) Colocación de artefactos de aire acondicionado;
  • d) Fijación de ornatos, y
  • e) El guano ácido de las palomas.
  • A mediados del siglo xx, se efectuó una limpieza de las fachadas mediante arenado, que aceleró la erosión de las piedras calcáreas.

En los coronamientos y cornisas, con la pendiente hacia la calle, el agua de lluvia chorreaba manchando el muro hacia abajo. Se cambió la inclinación, produciéndose el escurrimiento hacia canaletas que conducían a los desagües pluviales interiores. Eliminando el agua retenida, también se evitó la proliferación de mosquitos, musgo y verdín.

  1. La instalación de artefactos individuales de aire acondicionado, había causado roturas en fachadas y carpinterías.
  2. Otro detalle constructivo, modificado por la corrosión ocasionada, fue el reemplazo para la fijación de ornatos, de los pernos de acero que se oxidaban y manchaban las fachadas, por otros de bronce y plomo.
  3. Para evitar el efecto corrosivo del guano ácido, sin recurrir a métodos cruentos, se colocaron ahuyentapalomas con pinches metálicos, para que no se posen y hagan nidos en las cornisas y ornamentos.
  4. Teniendo en cuenta, que la autenticidad de la restauración excluía la pintura, se decidió efectuar la limpieza mediante hidrolavado.

La importante tarea, que demandó más de cuatro años, permitió recuperar el color original gris claro con vetas rosadas de los revestimientos. Mientras tanto, en el extremo opuesto a la Fachada Principal, se estaba produciendo un festín de la corrosión, en las artísticas rejas de hierro forjado, sobre la línea municipal de la calle Pozos —que hoy ya tiene partes destruidas y un avanzado deterioro—, cuya reparación requerirá costos varias veces mayores a los simples repintados omitidos.

  • La intención es advertir sobre los deterioros progresivos, ocasionados por descuidos prolongados, y la necesidad de sistematizar los controles y el mantenimiento para cumplir eficazmente con la obligación de conservar este declarado Monumento Histórico y Artístico Nacional.
  • Debemos incorporar la noción de perdurabilidad, que trajo implícita la concepción del monumental Palacio del Congreso, magnífica obra encarada por argentinos pensando en un destino de grandeza, que posteriores crisis políticas se han obstinado en desvanecer.
  • NOTA
  • La información y escritos antes mencionados, fueron extraídos de breves reseñas de los siguientes lugares:

www.cai.org.ar Ing. Civil E. Ricucci Barrionuevo www.senado.gov.ar/museo/lolamora : Palacio del Congreso Nacional

¿Cuándo se construyó el Congreso de la Nacion Argentina?

Así fue que el 12 de mayo de 1906, con la presencia del presidente de la Nación, José Figueroa Alcorta, se inauguró el Palacio Legislativo entre armazones de hierro y otros elementos de construcción, en un recinto de sesiones todavía sin bancas.

¿Cuándo se construyó el Congreso en Valparaíso?

Biblioteca del Congreso Nacional | Historia Política El 18 de diciembre de 1987, la Junta de Gobierno presidida por el comandante en jefe de la Armada, almirante José Toribio Merino Castro, promulga la, que señala a Valparaíso como la ciudad en que deberá celebrar sus sesiones el futuro Congreso Nacional.

El texto aclara que mientras éste último no estuviera instalado, el poder legislativo continuará establecido en Santiago. Según la prensa de la época, esta decisión impulsaría ” la descentralización del poder político de la Nación, disminuyendo así la excesiva concentración de actividades concurrentes en la Capital y, por otra, junto con dar un impulso vigoroso al desarrollo regional, posibilitar el realce de una ciudad con importante tradición histórica en la vida republicana y con una ubicación geográfica de privilegio, habida consideración de las expeditas conexiones viales con la Capital y la futura implementación del aeropuerto (de Torquemada), que posibilitaría la rápida y directa relación con las más importantes ciudades del país “.

Según el itinerario establecido por la Constitución de 1980, la nueva legislatura debía entrar en funciones en marzo de 1990. El reducido plazo para dotar de una sede al Congreso Nacional determina que se encomiende al presidente del Colegio de Ingenieros de Chile, la tarea de coordinar el proyecto. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional Hospital estuvo ubicado en la avenida Argentina con Pedro Montt. Fue maternidad y hospital de niños. Fuente: Colección Multimedios, Biblioteca del Congreso Nacional. La Dirección de Arquitectura del Ministerio de Obras Públicas, con la colaboración del Colegio de Arquitectos, asumió la organización del concurso público que consideraba el anteproyecto y expediente técnico del edificio.

Luego de estudiar diversas alternativas, la comisión encargada optó por el terreno fiscal de 25.000m2 que ocupaba el antiguo hospital Enrique Deformes, en el barrio El Almendral. Este sitio cumplía con los requerimientos de emplazamiento, accesibilidad, servicios y tradición urbana. La plaza O’Higgins, colindante con el terreno, facilitaba el despliegue de la monumentalidad acorde a la relevancia histórica de la institución que albergaría.

Las bases del Concurso de Arquitectura establecían criterios técnicos relativos a la flexibilidad del inmueble para alojar futuras transformaciones, la accesibilidad y circulación diferenciada acorde al tipo de usuario y carácter protocolar de la visita, entre otros.

Al concurso de arquitectura se presentaron 539 proyectos de los cuales fueron seleccionados 38. El jurado emitió su fallo el 30 de junio de 1988 otorgando el primer premio a los arquitectos Juan Cárdenas, José Covacevic y Raúl Farrú. Los argumentos a favor del galardón señalaban: “El Jurado consideró que este Anteproyecto cumplía con plenitud suficiente el encargo planteado: proyectar en el plan de Valparaíso un edificio de carácter nacional y monumental, además de austero, digno y trascendente, que pueda albergar al Congreso Nacional de Chile.

El carácter nacional se fundamenta en destacar tanto en la morfología como en su funcionamiento, los ejes del país: el eje norte-sur y el eje cordillera-mar”. Maqueta del edificio del Congreso Nacional. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional Imagen general de la maqueta del edificio del Congreso Nacional de Valparaíso. La propuesta se organiza en torno a los dos ejes señalados, en cuya intersección se encuentra el Salón del Congreso Pleno, al que se accede por la avenida Pedro Montt. A cada lado de éste, se ubican la sala de sesiones Senado, hacia calle Rawson, y la de la Cámara de Diputados, hacia avenida Argentina.

Ambas corporaciones cuentan con una entrada propia, replicando la lógica del edificio del Congreso Nacional en Santiago. La Biblioteca está emplazada en el eje norte- sur detrás del Salón Plenario y orientada hacia el acceso público diseñado por calle Victoria. En el edificio en altura se ubican las oficinas de los congresistas.

En la parte alta que cierra los dos bloques laterales, los salones, comedores y servicios para los parlamentarios. El proyecto se desarrolló a partir del dibujo de alrededor de 1500 planos de arquitectura, estructura, instalaciones, urbanización y jardines.

La superficie total edificada alcanzó los 59.165 m2. Los trabajos se iniciaron el 20 de octubre de 1988. La obra gruesa se construyó en 99 días corridos, entre el 22 de diciembre de 1988 y el 31 de marzo de 1989. El edificio fue inaugurado el 11 de marzo de 1990, día en que se produce la instalación del Congreso Nacional y la elección de las primeras mesas directivas luego de casi diecisiete años de receso.

Asimismo, en esa oportunidad, el general Augusto Pinochet Ugarte hizo entrega del mando presidencial a, Los trabajos en el edificio de Valparaíso concluyeron meses más tarde. Numerosas obras de arte fueron incorporadas al edificio contribuyendo a su relevancia urbana y simbólica.

En los espacios exteriores destacan las esculturas “Solidaridad” de Mario Irarrázaval (emplazada en el bandejón central de la avenida Argentina), junto a la plazoleta Radomiro Tomic diseñada por María Matner, “Participación”, de Roberto Polhammer (en el ingreso principal del Senado) y “Torres de silencio” de Marta Colvin (en los jardines de la Cámara de Diputados).

Al interior las puertas denominadas “La semilla” y “La gente mira”, forjadas por Félix Maruenda y “Las manos” de Osvaldo Peña Muñoz.

¿Cuándo se creó el Primer Congreso Nacional de Chile?

Desde los inicios del movimiento emancipatorio y la construcción de una república de carácter moderno, el Congreso Nacional fue un pilar fundamental en el desarrollo político y administrativo del país. Esta institución legislativa fue la segunda en ser creada por los criollos tras la puesta en funcionamiento de la primera Junta de Gobierno,

  • El primer Congreso Nacional se fundó en 1811 como asamblea legislativa con la capacidad de dictar leyes, decretos y tomar decisiones con la Junta y, además, para dar representatividad a los distintos territorios.
  • Posteriormente, tras el golpe de Estado y dictadura de José Miguel Carrera, el Congreso promulgó un reglamento constitucional provisorio que dio forma al primer Senado de la república.
See also:  Soñar Que Se Te Cae Un Edificio Encima?

Tras la derrota patriota en 1814 estas instituciones legislativas cesaron su funcionamiento. El triunfo criollo en 1818 y el comienzo del gobierno de Bernardo O´Higgins permitieron continuar con el proceso de construcción de la república, para lo cual se dictó una Constitución ese mismo año.

  1. El Cabildo de Santiago, al percatarse de la acumulación de poderes en manos del Director Supremo y la dificultad de llevar a cabo un proceso electoral en el corto plazo, sometió a votación la creación de un Senado encargado de equilibrar el poder y ser un órgano consultivo para O´Higgins.
  2. Las diferencias entre el Director Supremo y el Senado, sumado a problemas económicos y a las críticas su gestión, empujaron a O´Higgins a renunciar al cargo.

A pesar de eso su gobierno dejó vigente la Constitución de 1822 y un nuevo Congreso que comenzó a funcionar en 1823. Entre 1823 y 1829 se llevaron a cabo seis elecciones parlamentarias, convirtiendo al Congreso en el espacio de discusión más importante del país.

  1. Además, se realizaron diversos debates en torno a su rol constituyente,
  2. Con posterioridad a la guerra civil de 1829 y 1830, el Congreso cambió su carácter y se convirtió en una institución funcional a los intereses del grupo político conservador, que se mantuvo en el poder durante treinta años, esto, a pesar de que la Constitución de 1833 le entregó amplias facultades al poder legislativo y lo posicionó como un contrapeso a la autoridad del presidente.

Desde la década de 1860, el cuerpo legislativo volvió a tomar la forma de asamblea deliberante con la reincorporación de los liberales en la política nacional, la aparición del Club de la Reforma en 1849 y de nuevos partidos y movimientos políticos como el Partido Radical, los partidos Liberal Democrático y Partido Democrático, las alianzas electorales y legislativas entre los diferentes partidos, entre otros.

Hacia fines del siglo XIX las tensiones entre el Congreso y el presidente José Manuel Balmaceda (1840-1891) se agravaron, debido a los mecanismos de intervención electoral y la obstrucción de proyectos de ley que decantaron en la guerra civil de 1891, El triunfo del denominado “ejército constitucional”, liderado por el bando parlamentario, impuso un sistema político donde predominó el Congreso por sobre el poder ejecutivo.

Durante las primeras décadas del siglo XX, el sistema parlamentarista debió afrontar grandes desafíos como el proceso de industrialización del país en áreas como la minería y el creciente problema de la “Cuestión Social”, La pauperización de la vida de los sectores populares posibilitó la aparición de movimientos sociales y la creación de nuevos partidos políticos como el Partido Obrero Socialista, luego Partido Comunista, que también se insertó en el sistema político.

El predominio parlamentario de la política nacional duró hasta 1925 cuando, producto del obstruccionismo legislativo y el golpe de Estado liderado por Carlos Ibáñez del Campo y la oficialidad joven del ejército, se redactó una nueva constitución política, emanada de los conflictos entre el presidente Arturo Alessandri Palma y el Congreso.

Esta última constitución modeló al Congreso Nacional que se mantuvo vigente hasta el golpe de Estado contra el presidente Salvador Allende, que clausuró el Congreso e impuso la dictadura militar de Augusto Pinochet hasta fines de 1989, cuando comenzó un nuevo proceso de recuperación de la democracia y de reorganización del parlamento nacional.

Cámara de Diputados, hacia 1918 Congreso Nacional, Santiago, 1915 Sala de Sesiones del Congreso, hacia 1918 Edificio del Congreso Nacional, Santiago Interior de la Sala del Senado, hacia 1906 Congreso Nacional, Santiago, 1883 Juan Martínez de Rozas, 1759-1813 Sala de Honor de la Cámara de Diputados en el Congreso Nacional, Santiago, 1890 Congreso Nacional, Santiago, 1910 Cámara de Diputados, 1910 Composición del Primer Congreso Nacional, 1811 José Joaquín de Mora, 1783-1864 José Miguel Carrera, hacia 1815 Congreso Nacional, Santiago, 1940 Recepción en el Congreso, 1910 Cámara de Senadores, hacia 1918 Senado de la República, 1910

¿Qué presidente argentino cerró el Congreso?

Cierre – El 15 de diciembre de 1905, el presidente de la Cámara de Diputados Ángel Sastre, declaró levantada la última sesión de ese período parlamentario, anunciando que era la última que se realizaría en ese recinto. Al comenzar la labor parlamentaria de 1906, el Congreso comenzó a deliberar en el palacio que actualmente ocupa.

¿Qué fue el edificio del Congreso Nacional?

El incendio de 1895 – Incendio de la Iglesia de la Compañía. Litografía de una fotografía del Estudio fotográfico Mythos, publicada en Frank Leslie´s Illustrated News Paper, Washington. Fuente: Wikimedia Commons. Rodríguez Villegas, Hernán (2001).Fotógrafos en Chile durante el siglo XIX. Centro Nacional del Patrimonio Fotográfico, Santiago: Impresora y Editora Ograma, p.48.

  • La noche del 18 de mayo de 1895, un incendio iniciado en las oficinas de la planta alta del Senado destruyó la mayor parte del edificio.
  • Ante la urgencia de comenzar cuanto antes la reconstrucción del edificio, el 29 de julio de 1895, el gobierno a través de la Dirección General de Obras Públicas, comunicaba la contratación de los arquitectos Emilio Doyere y Eugenio Joannon, para que realizaran la confección de los anteproyectos de reconstrucción del edificio del Congreso Nacional.

Eugenio Joannon presentó dos proyectos firmados conjuntamente con el arquitecto Carlos Von Moltke. En uno de ellos se proponía la reconstrucción del edificio con la adición de una cúpula central, la que tendría un costo de $ 585.750 pesos, mientras que la otra propuesta presentaba la estensión de dos alas hacia la calle Catedral, con un costo de $ 991,581 pesos.

  1. Por su parte, el anteproyecto de Emilio Doyere, conservaba los contornos del edificio, más suponía el cambio de nivel de los pisos, cambiando el piso bajo en un zócalo, i dejando un solo piso principal.
  2. La ejecución de este proyecto orijinaria un desembolso de 694.203 pesos,
  3. Por la elaboración de los ante – proyectos de reconstrucción del edificio del Congreso Nacional, la Dirección de Obras Publicas canceló a Emilio Doyere, Eugenio Joannon y Carlos Von Moltke, la cantidad de cuatro mil pesos a cada uno.

Estos proyectos sufrieron reparos venidos desde ambas Cámaras, lo que provocó que el Ministerio del Interior, contratara, el 4 de febrero de 1896, al arquitecto Carlos Bunot, para que confeccionara el proyecto definitivo, considerando los ante proyectos y las opiniones emitidas desde las Cámaras.

Carlos Bunot confeccionó así un nuevo proyecto que fue aprobado el 9 de abril de 1896, por el Consejo de Obras Públicas. El presupuesto incluido en el proyecto de Carlos Bunot, llegó a quinientos setenta i siete mil seiscientos cuarenta i cinco pesos, en lo que a obra gruesa respecta, mientras que el presupuesto de instalación complementarias, calefacción, luz eléctrica, etc.

i decoraciones accesorias llegó a ciento treinta mil setecientos cincuenta i seis pesos, Carlos Bunot, pasó a ser el arquitecto exclusivo de las obras de reconstrucción del edificio del Congreso Nacional, tras ser autorizada su contratación a la Dirección de Obras Públicas, el 11 de agosto de 1896. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional El edificio del ex-Congreso Nacional de Chile fue la sede que albergó las dos cámaras del Congreso Nacional desde 1876 hasta 1973. Ubicado en Santiago de Chile, fue declarado Monumento Histórico en 1976. Fuente: Colección Multimedios, Biblioteca del Congreso Nacional.

La liberación de recursos económicos, para solventar la reconstrucción del edificio del Congreso Nacional, comenzó en los últimos días de diciembre de 1895, cuando el Congreso Nacional autorizó al Presidente Montt para que invirtiera la cantidad de quinientos ochenta i cinco mil pesos en lo concerniente a las obras.

En 1897, se aprobó un suplemento de ciento cincuenta mil pesos, para la continuación de los trabajos del edificio. El 27 de enero de 1899, nuevamente el Congreso Nacional aprobó el uso de fondos frescos en la reconstrucción del Congreso, en aquella ocasión el monto ascendió a doscientos setenta y tres mil pesos.

En enero de 1900, la suma que aprobó el Congreso para proseguir con las obras, llegó a cincuenta mil ochocientos cincuenta i dos pesos sesenta i siete centavos, y en agosto el monto alcanzó a doscientos mil pesos. En enero de 1901, el Congreso Nacional autorizó al Presidente Federico Errázuriz Echaurren, para invertir la suma de sesenta i dos mil cuatrocientos treinta pesos setenta i dos i medio centavos, en la terminación de las obras del edificio del Congreso Nacional,

Las obras de reconstrucción sobre los muros del edificio dañado -de acuerdo al proyecto del arquitecto francés Carlos Bunot-, fueron inauguradas en 1901 por el Presidente Federico Errázuriz Echaurren, Sin embargo, el jueves 16 de agosto de 1906, un fuerte sismo generó importantes daños en diversas ciudades de la Zona Central alterando el funcionamiento de la actividad pública.

  • La permanencia de ambas Cámaras en el edificio de la calle Compañía en Santiago se vio nuevamente afectada.
  • La Cámara de Diputados se trasladó al Salón de Honor del Colegio de los Sagrados Corazones -conocido también como Colegio de los Padres Franceses – y la Cámara de Senadores a la Compañía de Consumidores de Gas,

El arquitecto Alberto Cruz Montt fue el encargado de dirigir las labores de reparación del edificio del Congreso. El 29 de agosto de 1907, este último autorizó al Presidente de la República “para invertir la cantidad de nueve mil seiscientos cuarenta i cinco pesos en el pago de las cuentas pendientes con los señores Ceppi Hermanos, y Dell’Orto Hermanos, por trabajos mandados ejecutar por la Dirección de Obras Públicas en el edificio del Congreso, inmediatamente después del terremoto de agosto de 1906”,

También se promulgó la ley que concedía un suplemento de doscientos catorce mil pesos, para ” reconsolidar el edificio del Congreso Nacional’, se destinaba este monto para “obras relacionadas con el alcantarillado, calefacción, ventilación i otras mejoras en el mismo edifici o”, Sin embargo, la suma anterior no cubrió todos los honorarios pendientes por trabajos en el edificio, por lo que el 11 de septiembre de 1908, el Congreso Nacional autorizó nuevos montos a invertir, llegando éstos a la cantidad de $30.000 pesos.

Terminadas las reparaciones, las cámaras tomaron posesión del edificio sesionando allí hasta el 10 de septiembre de 1973. Luego del Golpe de Estado y hasta 1995, el sector de la Cámara de Diputados albergó al Ministerio de Justicia. Posteriormente y por un lapso de diez años funciona como sede del Ministerio de Relaciones Exteriores.

See also:  Cual Es El Edificio Mas Alto De Neuquen?

En este periodo se construye un subterráneo para los archivos. El año 2001 comienza la restauración del Senado, cuyas dependencias se planifican para uso protocolar. En mayo de 2006 una resolución del Ministerio de Bienes Nacionales restituye la sede de la Cámara de Diputados a esta corporación. Finalmente, el 18 de septiembre de 2008, el edificio es inaugurado por la Presidenta de la República, Michelle Bachelet.

En la actualidad alberga diferentes actividades parlamentarias.

¿Quién construyó la sede del Congreso Nacional?

Historia – Salón de los Pasos Perdidos. Para 1900, se había consumido casi todo el presupuesto inicial y apenas habían comenzado las fundaciones. Fachada principal terminada, en 1910. Durante el período conocido como la Organización Nacional, al unificarse a partir de 1862 la República Argentina con capital en Buenos Aires, el presidente Bartolomé Mitre encargó al arquitecto Jonás Larguía la obra de la sede del Congreso Nacional.

El primer edificio se inauguró en 1864 y se encontraba en la esquina sudoeste de las calles Victoria (hoy Hipólito Yrigoyen ) y Defensa, en diagonal a la Casa de Gobierno, Con la construcción del edificio del Banco Hipotecario Nacional (hoy sede de la AFIP ), fue demolido parcialmente, aunque se conservó su sala de sesiones, que hoy en día es posible visitar.

Ya en 1882 se pensó en la construcción de un nuevo edificio para el Congreso, del tamaño adecuado para alojar a los representantes. ​ En 1887 se destinó para ese fin la manzana delimitada por las calles Callao, Riobamba, Paraguay y Charcas (hoy Marcelo T.

de Alvear). ​ El 1 de julio de 1889 el presidente Miguel Juárez Celman presentó al Congreso su proyecto para levantar el Palacio en la manzana entre las calles Entre Ríos, Rivadavia, Combate de los Pozos y Victoria, originalmente destinada al nuevo Teatro Colón, El valor simbólico de esta nueva ubicación se encontraba en la exitosa construcción de la Avenida de Mayo, que tendría en su otro extremo a la Casa de Gobierno, formando así un corredor rematado por los dos poderes.

Rápidamente el terreno en la calle Paraguay fue rematado, y se adquirió el de la Avenida Rivadavia, conocido antiguamente como Hueco de los Olivos, y en esa época en manos de los hermanos Spinetto, que tenían allí un corralón. El 1 de diciembre de 1889, cedieron su propiedad.

  • ​ La Ley 3.187, sancionada el 20 de noviembre de 1894, autorizó al Poder Ejecutivo a construir el Palacio, invirtiendo la cantidad de seis millones de pesos moneda nacional (m$n).
  • El 20 de febrero del año siguiente, se decretó el llamado a Concurso Internacional, y se fijó el 12 de octubre de 1895 como fecha para la presentación de los proyectos.

​ El proyecto a elegir, según las preferencias del jurado, debía ser aquel que permitiese resultar el primer monumento arquitectónico de la capital argentina y su principal ornamento. Débese tener presente, ante todo, la grandiosidad del edificio, su belleza arquitectónica, la majestad del monumento destinado a impresionar la imaginación del forastero y del argentino, y llamado a imprimir en su ánimo el concepto, la altísima idea de la potencialidad, de la fortuna, de los altos destinos de la patria.

Fueron presentados 28 proyectos, entre los cuales figuraban los de los franceses Lefebre, Tronchet y Rey, Paul Henry Nenot; los italianos Sommaruga, Meano y Calderini; el austríaco M.A. Turner; el uruguayo Vaeza Ocampo junto con Alfred Massue; los argentinos Avenatti, Emilio Agrelo, César González Segura (asociado con Emilio Mitre y el francés Gustavo Duparc) y Bernardo Meyer Pellegrini; y el noruego Alejandro Christophersen.

Mediante licitación del 31 de julio de 1897, las obras se encomendaron a la empresa constructora Pablo Besana y Cía. por m$n 5.776.745. Según una serie de notas e informes conservados en la Dirección de Archivo, Publicaciones y Museo de la Cámara de Diputados de la Nación, varias acciones se sucedieron entre el 1895 y el 1896.

Por un lado, la Comisión elaboró diecinueve actas entre, el 22 de marzo de 1895 y el 1 de diciembre de 1896. En la quinta acta se hace constar que, como consultores, se nombra a tres arquitectos para “explicar verbalmente los planos” presentados al Concurso y estos fueron Joaquín Mariano Belgrano, Juan Antonio Buschiazzo y Jacques Dunant ; en la sexta se publican los premios, en la séptima se nombra a Vittorio Meano como arquitecto ganador por las decisiones proyectuales que hizo explícitas en la memoria de su proyecto ; y, en la décima, en marzo de 1898, la Comisión solicita una nueva planta y “una nueva bóveda más majestuosa” El 8 de enero de 1896 la obra fue adjudicada al ingeniero italiano premiado, siendo aprobado, el 31 de julio de ese año, el contrato de dirección de obras.

​ La obra fue iniciada en agosto de 1897, y hasta su inauguración fueron contratados mil operarios. Para mediados del año 1900, la revista Caras y Caretas publicaba que la obra ya había consumido “cerca de cuatro millones y medio de pesos”, habiéndose consumido casi todo el presupuesto original cuando la obra apenas había comenzado.

  1. Después de haberse llegado a un acuerdo ministerial, Meano se compremetería a concluir la obra “mediante la suma de 8.500.000 pesos”; aunque esto no incluían “ni las estatuas, revestimiento ni decorado, añadidos los cuales la cifra total ascendería a 11.000.000” pesos.
  2. ​ El 1 de julio de 1904 Meano fue asesinado en su residencia, por lo que la finalización de la obra quedó a cargo del arquitecto belga Julio Dormal, quien respetó el proyecto original.

​ El Palacio fue inaugurado el 12 de mayo de 1906 para la apertura del 45º Período Legislativo, iniciado por el entonces Presidente José Figueroa Alcorta, Sin embargo, las obras distaban mucho de haber concluido, continuando en los años siguientes los trabajos de instalaciones sanitarias, decoración y revestimientos en piedra.

El presupuesto para su construcción pasó de los casi 6 millones de pesos moneda nacional en 1897, a superar los 31,4 millones en 1914, por esta razón fue bautizado por algunos periodistas como el Palacio de Oro, por la velocidad en que se gastaban las partidas presupuestarias. ​ Esto no escapó a los partidos opositores al régimen conservador, como los socialistas y los radicales, que iniciaron una comisión para la investigación de sobreprecios.

El escándalo público que generó el debate y las acusaciones, trajo como consecuencia la remoción de dos conjuntos de estatuas que decoraban la entrada al Palacio del Congreso. ​ Diseñadas por la escultora Lola Mora, generaban además el disgusto de las personas más conservadoras por sus desnudos reveladores.

  • Se sumaron operaciones políticas y cuestiones morales y estéticas, y las estatuas fueron removidas hacia 1916, primero guardadas en depósitos municipales y finalmente llevadas a los jardines de la Casa de Gobierno de Jujuy, donde se lucen desde 1927.
  • ​ La iluminación de la cúpula se colocó recién en 1930,

Las obras fueron completamente finalizadas recién en 1946, con el revestimiento en piedra de la rotonda sobre la calle Combate de los Pozos. Los porteños tomaron por costumbre decir, cuando un edificio estaba tomando demasiado tiempo en construirse, que tardaba como la del Congreso,

¿Cuándo se construyó el Congreso Nacional en Honduras?

Así se construyó el edificio del Congreso Nacional – Llegó enero de 1951 y se dio la orden de inicio para las obras de construcción del nuevo edificio, el cual quedaría localizado al Noreste del Parque Central justo donde desapareció un callejón en el centro de la ciudad. Esta decisión fue cambiada en diciembre del mismo año y se escogió el terreno donde finalmente se construyó. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional Fue un novedoso sistema de construcción La obra que tendría un valor final de 1.4 millones de lempiras incluyendo el terreno y equipamiento, fue concebida para que se concluyera en tiempo récord y para lograr el cometido se escogió el uso de estructuras metálicas las cuales no eran comunes en Honduras y esto hizo que la construcción la realizara una compañía mexicana. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional Su diseño incluyó detalles de caoba, aluminio y piedra. Las especificaciones hicieron necesaria la contratación de empresas especializadas en acústica y bajo recomendación del jefe del edificio de Naciones Unidas de Nueva York se decidió utilizar sistema de paneles, los mismos que habían sido utilizados en el Aula Magna de la Ciudad Universitaria de Caracas.

  1. Finalmente la construcción concluyó en tiempo y forma en 1953.
  2. Ya Honduras tenía un edificio moderno y digno para que funcionara el Congreso Nacional.
  3. Lo que vendría después ya correspondía a los seres que tomarían las decisiones del rumbo de nuestro país, mismas que hasta el día de hoy no terminan de concluirse.

Conozca detalles interesantes de la construcción en este enlace,

¿Por qué se creó el Congreso Nacional?

Una nueva república y nuevas necesidades de administración fueron el inicio del establecimiento del Poder Legislativo. Vos y yo lo conocemos como el Congreso Nacional. Quien Construyo El Edificio Del Congreso Nacional Cedros fue donde se realizó la primera Asamblea Nacional Constituyente