Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio?

Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio
Las expensas como gastos mensuales de mantenimiento – Las expensas se pagan mensualmente. Cada mes, el administrador del consorcio realiza una liquidación que envía a los propietarios donde se detalla el monto a abonar. Por lo general la cifra está vinculada a la superficie que ocupa la propiedad : en un mismo edificio, los propietarios de los departamentos (apartamentos) más grandes pagan más que los dueños de las propiedades más pequeñas. Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio El cálculo de las expensas que se pagan en un edificio está vinculado a la superficie de cada vivienda. Puede servirte: Gastos de operación Este tipo de expensas responde al nombre de comunes, No obstante, hay que establecer la existencia de lo que se conoce como expensas extraordinarias,

  • Bajo este término se encuentran aquellos gastos que deben abonarse por parte de la comunidad que no son ordinarios, es decir, que se producen no de forma habitual.
  • En concreto, aquellas son determinadas por la pertinente junta o asamblea y pueden ir dirigidas a pagar desde la indemnización a terceros por daños ocasionados por la comunidad hasta obras de mejora en las zonas comunes pasando por la indemnización por despido del personal contratado en alguna área concreta.

Ver también: Asamblea constituyente

¿Cuánto se paga en expensas?

El 72% de los inquilinos paga expensas extraordinarias Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio El dato surge de una encuesta realizada a los últimos 500 inquilinos que se presentaron en nuestro local para ser asesorados. En el 72% de los casos, los encuestados afirmaron que la administración del consorcio liquida todos los gastos del edificio como “gastos ordinarios”, haciendo imposible para ellos descontar los gastos que no le corresponden.

Existe una idea generalizada de que los inquilinos pagamos las expensas ordinarias y los propietarios las extraordinarias. Incluso, la mayoría de los contratos tienen cláusulas que lo establecen de esa manera. Sin embargo, lo que sucede en la práctica es muy distinto. Hace tiempo que las administraciones de consorcio dejaron de separar los gastos ordinarios de los extraordinarios y en las liquidaciones figura un único monto de pago.

Esto lo constatamos a través de una encuesta que realizamos a todos los inquilinos que se presentaron en nuestro asesoramiento legal durante los últimos tres meses. La irregular liquidación de las administraciones de consorcio tiene al menos tres causas: la voracidad del mercado inmobiliario, una legislación permisiva y el mal desempeño de los organismos de control.

La primera es irreparable, mientras que las dos últimas no deberían serlo. Por eso, a fin de junio presentamos en la Legislatura porteña una ley de Expensas Justas, que establece claramente qué gastos deben liquidarse en cada columna. De aprobarse, los propietarios pagarían la parte que les corresponde y los inquilinos dejaríamos de hacernos cargo de todos los gastos del edificio.

El proyecto de ley se basa en el más elemental sentido común. “Los inquilinos vivimos en un edificio un tiempo muy limitado –afirmó Gervasio Muñoz, presidente de Inquilinos Agrupados- No tiene ningún sentido que paguemos mejoras duraderas que elevan el valor del inmueble.

Eso genera una rentabilidad extraordinaria a los locadores”. Además del mencionado resultado, la encuesta reveló otros datos alarmantes: • Las expensas representan, en promedio, el 30% del valor del alquiler. Es decir, para un alquiler de $12.000, se deben agregar $3.600 más de expensas. • El precio de las expensas varía enormemente de un edificio a otro.

Departamentos de similares características ubicados en el mismo barrio, pueden tener valores dispares y los aumentos de precio no mantienen una lógica, ni es su porcentaje ni en su frecuencia, haciendo imposible mantener niveles mínimos de previsibilidad.

¿Qué son las expensas de un edificio?

¿Qué son las expensas comunes? – Son los pagos mensuales que tienen que hacer los propietarios o sus inquilinos para los gastos de mantenimiento del edificio. Pueden ser:

Ordinarias o de Tipo A: las que se utilizan para cubrir los gastos fijos (sueldos, tasas, gastos de mantenimiento indispensables, honorarios del administrador, primas de seguros, etc.). Extraordinarias o de Tipo B: las que se utilizan para gastos imprevistos o eventuales que exceden los gastos comunes de mantenimiento (remodelaciones, reparaciones ocasionales, pago de algún juicio perdido por el consorcio, etc.).

¿Cómo se pagan las expensas mes vencido o adelantado?

¿Cómo saber si su administrador de consorcio lo está estafando? – Estudio Jurídico Ramirez Scarfiello Le enseñamos algunos trucos de los administradores para cobrar «un poco más» y que pueden evidenciarse en cualquier liquidación de expensas Los Consorcios de Propietarios se han convertido en los últimos tiempos en un pozo sin fondo.

  1. ¿por qué? Es cierto que los costos han aumentado por la inflación, aunque también en muchos casos se trata de avivadas de las administraciones en donde tienen poco control por parte de la Asamblea o del Concejo de Propietarios.
  2. En general no hay control de los propietarios, ya que no tienen el tiempo para estar atrás de las cuentas de un consorcio (para ello han contratado los servicios de un administrador), o bien no conocen las normas regulatorias y evitan entrometerse.

Mucho menos cuando los edificios superan la centena de unidades. Pagan sin ver, pues en el subconsciente colectivo dice «todos los administradores son iguales, no hay remedio». Es allí, en medio del desconocimiento de los derechos que les asisten a los consorcistas, en donde muchos administradores aprovechan y cobran demás, incluso la maniobra es tal, que hasta se puede observar con una breve lectura en la liquidación de expensas.

  1. A los aumentos por los costos de la inflación, muchos administradores aprovechan y «dibujan» más de la cuenta.
  2. ¿Cómo saber si su administrador nos está cobrando demás? 1.- Primero que nada, debemos analizar los honorarios que le corresponde cobrar a un administrador.
  3. La ley 941 (CABA)y la mayoría de los Reglamentos de Co-Propiedad indican que la Asamblea de Propietarios es quien decide cuánto debe cobrar el administrador.

Artículo 14.- De los honorarios: Los honorarios del Administrador son acordados entre el Administrador y la Asamblea de Propietarios, sin ninguna otra entidad o Cámara que los regule y sólo podrán ser modificados con la aprobación de la Asamblea Ordinaria, o en su caso la Extraordinaria convocada al efecto y por la mayoría dispuesta en el Reglamento de Copropiedad.

A falta de disposición se requerirá mayoría absoluta. Es decir que la famosa frase que se oye en las asambleas «la Cámara de Administradores publica que para este edificio se debería de cobrar» Incluso en algunos casos se hace una «rebaja» de lo que publica tal Cámara como para que encima los propietarios piensen «que bueno, nos cobra menos» Es la Asamblea y ningún otro organismo, quien debe decidir en base al trabajo a realizarse en el consorcio (si son muchas o pocas unidades, el estado del edificio, cuánto cobraba la administración anterior, etc.).2.- Los honorarios que el administrador cobra, incluyen dentro de sus obligaciones, la confección de sueldos y cargas sociales de los encargados y la confección de las liquidaciones de las expensas mensuales.

Son dos de sus principales tareas. En la mayoría de las administraciones, estos rubros se cobran aparte, figurando en las expensas como servicios u abonos. De aquí surgen dos variables: A.- Si el administrador contrata la confección de estas tareas a una empresa o gestor, las debe abonar con sus honorarios, ya que los consorcistas ya le pagan estos servicios.

Se estaría pagando dos veces la misma tarea.B.- Si el administrador factura estos servicios fuera de sus honorarios. Aquí se concreta una grave irregularidad: el administrador cobra sus honorarios y al mismo tiempo vuelve a cobrar en un rubro aparte, por realizar una tarea que engloba a los honorarios.

Ejemplo: Honorarios pactados $3.500 // Confección liquidación/cargas sociales: $1.500 TOTAL A PERCIBIR POR LA ADMINISTRACIÓN: $5.000 Vemos en este ejemplo que si bien los honorarios pactados son de 3.500 en realidad está cobrando 5.000 pesos. Estas irregularidades, no deberían de permitirse.

  1. Los honorarios deben incluir toda la labor del administrador y no debe haber subrubros.3.- Arreglos y abonos.
  2. Es difícil saber o probar si el administrador cobra un porcentaje por cada arreglo o servicio contratado en el edificio (ascensores, bombas elevadoras, fumigación, etc.).
  3. No son pocos quienes en la práctica «se quedan con un %5 o %10».
See also:  Como Pasar El Edificio De Ciudad Azafran Pokemon Rojo Fuego?

Por ello una correcta tarea del Concejo de Propietarios o de la Asamblea es verificar los montos de los arreglos o servicios contratados en el consorcio con otros presupuestos. Siempre debe haber 2 o 3 presupuestos distintos antes de encarar un arreglo o contratar nuevos servicios.

  • A menos claro, en casos de urgencia.
  • Esto incluye los servicos que se contratan a los abogados por el cobro de deudas por expensas.
  • Debe haber varias propuestas, y es ideal que las mismas provengan de propietarios que no estén ligados a los intereses del administrador.4.- Las «previsiones».
  • En algunos consorcios, los administradores desean asegurarse un caudal de dinero importante, para garantizarse el cobro de sus honorarios por adelantado.

Como si el consorcio fuera una entidad de beneficencia. Es así que exageran o inventan la necesidad de recaudar dinero por ciertos arreglos, a fin de asegurarse un fondo que no irá destinado a ningún pago o deuda que posea el consorcio, pues es «previsión».

Debe recordarse que las liquidaciones de expensas se pagan a mes vencido, es decir, por los gastos que ocurrieron durante el mes anterior. Si un administrador mensualmente les solicita a los propietarios una «previsión», la misma deja de serla y se convierte en «desviación de fondos». Pues si no alcanza el dinero de las expensas para afrontar los gastos normales de un consorcio, el remedio es aumentar expensas (mediante asamblea).

La previsión es para arreglo específico y extraordinario, que debe tratarse también por asamblea. Para evitar esta irregularidad, hay tres soluciones: A.- Si se desea poseer un fondo mínimo de previsión para gastos urgentes, debe estar pactado por Asamblea. Y no debe faltar en su texto final: cantidad a recaudar, tiempo por el que se cobrará dicha suma y los fines para los que se permite utilizar el mismo.B.- Es importante que no sea el administrador el único que maneje los fondos del consorcio, siempre es conveniente que si los pagos se realizan por cheques, haya uno o dos propietarios que tambien los firmen, y así tener mayor control.C.- El administrador debería extender una copia de los extractos o resúmenes bancarios del mes al Concejo o a cada propietario.

De esta manera es más fácil verificar si el administrador está desviando fondos del consorcio. De lo contrario, sin estas salvedades, el administrador puede tomar ese dinero, sin declararlo en las liquidacione de expensas y usarlo a gusto.5.- Cuenta del Consorcio a nombre del administrador. Una variante al punto anterior: si el consorcio posee una cuenta a nombre del administrador, este puede realizar inversiones con los fondos sobrantes del consorcio (plazos fijos es el más común).

Entonces subirá expensas o realizará «previsiones» a fin de asegurarse un monto de dinero superior al que en verdad gasta el consorcio, y el sobrante poder utilizarlo para invertir en su propio beneficio. Allí el administrador se cree que el consorcio es una entidad financiera que no cobra intereses, y estafa a todos sus propietarios.

El problema surge cuando por alguna circunstancia urgente los consorcistas necesitan el dinero y allí el administrador se ve atrapado en su propia fosa y se evidencia el fraude: dirá que no hay fondos, aunque en las liquidaciones figure un importante superávit. Con exigir una copia de los movimientos bancarios, quedará puesto en evidencia.

Fondos sobrantes cercanos a los $30.000 pueden rendir a los administradores unos $1.500 mensuales tan solo con colocarlos en un plazo fijo. La cuenta bancaria del Consorcio debe estar a nombre de éste y no de los administradores. Incluso evita problemas a futuro, en caso de fallecimiento, renuncia o remoción del administrador.6.- Duplicación de gastos en la liquidación.

A veces se trata de un error, pero otras veces se coloca adrede un gasto repetido. Ejemplo: en expensas del mes de febrero se coloca el ítem «reparación cañería 2ºA» o «abono ascensores cuota 2». Y luego en las expensas de marzo volvemos a observar el mismo ítem. Si esto no es corregido y pasa desapercibido, se produce un crédito en favor del consorcio.

Si es un error el administrador lo corrige en cuanto alguien le avisa o el propio administrador lo verifica.

Si esto fue hecho adrede el administrador aprovecha que nadie se anotició del «error» y estafa a los propietarios.Para asesorarse o solicitar una consulta jurídica, no dude en con nosotros.

: ¿Cómo saber si su administrador de consorcio lo está estafando? – Estudio Jurídico Ramirez Scarfiello

¿Qué pasa si inquilino no paga expensas?

Si no las pagan, hará saber la novedad al propietario y éste los desalojará, pues hay una cláusula en el contrato de locación que dice que si el locatario no paga las expensas, el contrato se rescinde. A su vez, la Inmobiliaria que ha actuado como apoderada del propietario también suele desentenderse del problema.

¿Qué incluye los gastos de expensas?

Expensas extraordinarias – Como su nombre lo indica representan erogaciones, de absoluta excepción, decididos en asamblea (art.2048 CC y Com) tendientes a innovar o valorizar el edificio común, ajustarlo a modificaciones legales, reposición de maquinaria o de elementos estructurales que se han transformado en antieconómicos u obsoletos.

Las expensas extraordinarias incluyen la pintura del inmueble o refacción interna o externa, total o parcial así como la reparación de grandes roturas que exceden los gastos habituales de mantenimiento. Su liquidación debe ser resuelta, com exclusividad, por asamblea de propietarios con la mayoría que exija en cada caso el reglamento de copropiedad del edificio.

También pueden existir gastos que no se liquidan todos los meses y pueden ser extraordinarios en algún momento, pero no son considerados extraordinarios puros como los precedentes, ejemplo un cambio de cañería de gas. No es obligación del administrador que los recaude de una manera diferenciada y se consideran comunes.- Tomando en cuenta las definiciones precedentes todo lo que sea gastos de mantenimiento son ordinarios, no correspondiendo que sea liquidado como extraordinario.- La jurisprudencia así lo ha entendido: « La expresión expensas comunes significa gastos de todos, es decir, gas necesarios para el mantenimiento del edificio, arreglos, etc.

Así como hay partes comunes, hay gastos comunes, entendida esta palabra como refiriéndose los consorcistas (Arts.2 y 8 de la Ley 13.512). Ahora bien, las expensas extraordinarias son también expensas comunes (en el sentido de gastos todos), y se oponen a las expensas ordinarias. La sentencia apelada rechazó parcialmente la ejecución por asignar a comunes el significado de ordinarias.

Pero ese no es el sentido de la ley. Un pasillo o un ascensor son partes comunes, y si hay que arreglarlos, habrá expensas comunes (de todos). Que esos sean ordinarios o permanentes sólo autoriza a decir que son extraordinaros pero no a negarles el carácter de expensas comunes, y denegar su ejecución «.

¿Quién debe pagar las expensas el inquilino o el propietario?

¿Quién debe pagar las mejoras en el depar tamento? – El inquilino puede hacer mejoras en el inmueble siempre que el contrato no las prohíba expresamente. El propietario está obligado a pagar las mejoras si so para mantener el inmueble, Por ejemplo, arreglar un techo que filtra.

¿Cuáles son las expensas ordinarias?

Expensas ordinarias y extraordinarias Los problemas se suscitan fundamentalmente en los casos de las unidades que se encuentran dadas en alquiler, en razón de las interpretaciones no explicitadas que cada una de las partes se guarda para sí al momento de convenir el alcance y extensión de las obligaciones a abonar como formando parte del canon locativo.

  1. Es por ello que, antes de ahondar en ese aspecto de los conflictos, corresponde efectuar una puntualización conceptual y jurídica, respecto de lo que -conforme la ley vigente- constituyen las expensas comunes.
  2. En efecto, ha de quedar claro que el adjetivo ” comunes ” alude a la circunstancia de que los rubros que se sufragan con ellas, son los concernientes a la “comunidad” consorcial, y que el empleo de la expresión « comunes » no supone la existencia de dos subespecies: las expensas comunes y las expensas extraordinarias,
See also:  Como Hacer Una Maqueta De Un Edificio?

Ello no es así. Los gastos pueden ser ” ordinarios ” o ” extraordinarios ” pero las expensas que involucran a unos y a otros son siempre las expensas comunes, pues se trata de erogaciones destinadas a solventar el mantenimiento del inmueble común. El artículo 2048 del nuevo Código Civil y Comercial de la Nación es clarísimo en la definición de expensas y en la distinción entre ordinarias y extraordinarias: las « expensas comunes » constituyen el género y comprenden todos los gastos efectuados en beneficio de la comunidad, y abarcan dos especies: las expensas comunes ordinarias y las expensas comunes extraordinarias.

  • El mantenimiento, conservación y reparación de las cosas y partes comunes o bienes del consorcio, y aun la sustitución o reemplazo de los existentes, constituyen gastos definidos como expensas comunes ordinarias.
  • Las expensas comunes extraordinarias, en cambio, constituyen un supuesto de absoluta excepción, pues comprenden aquellos gastos decididos por los copropietarios en asamblea con miras al embellecimiento o mejor funcionalidad de los bienes comunes (p.ej.

remodelación del hall de entrada, equipamiento del salón de usos múltiples, etc.), y están previstas en el cuarto párrafo del artículo 2048 del Código Civil y Comercial de la Nación. Ni la envergadura ni la cuantía económica del gasto convierte a éste en una expensa común extraordinaria.

Así, si el consorcio tiene que revocar y pintar íntegramente el frente del edificio, reparar balcones, etc., lo que deba recaudarse para afrontar esa erogación constituye una expensas común ordinaria porque se devenga en cumplimiento de una obligación legal, aunque el valor de la misma resulte importante o significativo.

Dice la norma del citado Artículo 2048 que el propietario horizontal «debe pagar las expensas comunes ordinarias de administración y reparación o sustitución de las cosas y partes comunes o bienes del consorcio, necesarias para mantener en buen estado las condiciones de seguridad, comodidad y decoro del inmueble, y las resultantes de obligaciones impuestas al administrador por la ley, por el reglamento o por la asamblea.

  • Igualmente son expensas comunes ordinarias las requeridas por las instalaciones necesarias para el acceso o circulación con personas con discapacidad, fijas o móviles y para las vías de circulación alternativas para casos de siniestros.
  • Debe también pagar las expensas comunes extraordinarias dispuestas por resolución de asamblea».

La norma no presenta ninguna duda para su interpretación, pues queda claro que toda erogación dirigida al mantenimiento, reparación o reemplazo los bienes comunes, es expensa ordinaria. Ahora bien, la nueva legislación local que rige las obligaciones de los administradores de consorcios en el ámbito de la ciudad de Buenos Aires, Ley 5983, en su artículo 6º, ha incorporado como inciso j) del artículo 10º de la original Ley 941 (norma que se ocupa «De las liquidaciones de expensas») la obligación de: «Indicar en forma separada y diferenciada los importes que correspondan a expensas ordinarias y extraordinarias»,

  1. Dicha norma local en nada modifica (ni podría hacerlo) la legislación de fondo contenida en el transcripto artículo 2048 del Código Civil y Comercial de la Nación.
  2. Simplemente obliga al administrador a que efectúe en las liquidaciones de expensas, la distinción establecida en el citado artículo de la ley de fondo.

O sea que, cuando hubieraexpensas comunes extraordinarias dispuestas por resolución de la asamblea, deberá indicarlas en forma separada y diferenciada en las liquidaciones de expensas. La ley local en absoluto ha introducido ningún criterio diferente o enfrentado a la legislación de fondo.

Obsérvese que las modificaciones a la Ley 941 y a la 3254 que ha incorporado la Ley 5983 han estado dirigidas a armonizar y hacer coincidir las obligaciones de los administradores a las normas de fondo contenidas en el Código Civil y Comercial que entró en vigencia el 1º de agosto de 2015 (vbg.: plazo para la entrega de la documentación en caso de renuncia o remoción, plazo para notificar a los propietarios la existencia de reclamos y demandas judiciales).

Por lo tanto debe insistirse en que los administradores de los consorcios de propiedad horizontal no se encuentran facultados para denominar o distinguir como expensas « extraordinarias » a aquellos gastos que resulten poco frecuentes, o de monto significativo, por esas solas circunstancias.

La convención contenida en una locación en el sentido que el locatario toma a su cargo las expensas que se devenguen, debe ser materia de interpretación y de aclaración entre las partes que celebraron el contrato, respecto del cual el consorcio y su administrador resultan por completo ajenos. Es habitual que locador y locatario convengan en los contratos de locación que el inquilino toma a su cargo el pago de las expensas comunes ordinarias, pero no las «extraordinarias» que continuarán pesando sobre el locador.

Es también habitual que locador y locatario entiendan por «expensas ordinarias» y «expensas extraordinarias» cosas distintas a las que ha normado y regulado el art.2048 del Código Civil y Comercial de la Nación. De ser así, debe quedar claro que tal interpretación es exclusivamente una cuestión a dilucidar entre locador y locatario y no obliga al administrador del consorcio a liquidar en forma distinta a la prevista por el Código,

El administrador no es juez, ni árbitro, frente a eventuales conflictos entre propietarios e inquilinos sobre cuáles expensas debe pagar cada uno de ellos. Frente al consorcio el obligado es el propietario de la unidad. Y si tal propietario ha delegado en un contrato privado (el contrato de locación) el pago de las mismas en el inquilino, ninguno de ellos puede, en virtud de esa delegación imperfecta, imponer formas de liquidación de expensas al administrador para «adecuarlas» a lo que ellos quisieron decir o no decir en un contrato privado, ajeno al consorcio.

Es por ello que ha de aconsejarse como buena práctica de los intermediarios inmobiliarios o aún de los particulares que convienen rentar sus inmuebles, que incluyan en los contratos cláusulas explícitas y claras, haciendo constar cuáles serán aquellos rubros de expensas que por su importe, excepcionalidad o envergadura, han acordado que no formaran parte del canon locativo convenido.

Así podrían expresar: «A los fines de la aplicación de la cláusula XX del presente contrato, en orden a lo que se consideran expensas comunes ordinarias, las partes consideran de estricta aplicación lo normado en el artículo 2048 del Código Civil y Comercial de la Nación». O por el contrario: «Sin perjuicio de lo normado por el artículo 2048 del Código Civil y Comercial de la Nación, queda convenido que las expensas comunes que tomará a su cargo el locatario como formando parte del canon locativo, en ningún caso podrán exceder un importe equivalente al XX % del valor del alquiler del mes de que se trate». O también: «A los fines del presente contrato las partes han convenido limitar el valor de la contribución de las expensas comunes que toma a su cargo el locatario como formando parte del canon locativo, únicamente a los sueldos y cargas sociales del personal del edificio, las facturas por servicios, los seguros y los gastos de administración; quedando acordado que los demás rubros de expensas serán asumidos por el locador».

Con lo expuesto queda en evidencia que existen múltiples modos mediante los cuales los locadores y locatarios pueden resolver y prevenir las diferencias interpretativas en orden a lo que conceptúan o habían conceptuado al momento de celebrar los contratos.

Lamentablemente muchas veces las partes eligen la ambigüedad para posibilitar la discusión o el conflicto, con miras a obtener alguna ventaja en la negociación posterior. Esas ligerezas o desprolijidades por parte de los contratantes no pueden ni deben pretender trasladarse al administrador del consorcio para que arbitre o laude en tales controversias, que le son por completo ajenas.

See also:  El Momento En Que Se Derrumba Un Edificio?

El administrador del consorcio debe aplicar estrictamente la ley y ésta es clara en orden a lo que son las expensas comunes ordinarias y las expensas comunes extraordinarias, tal como en detalle hemos explicado más arriba. Lo único que la ley local 5983 le impone como obligación al administrador es que -en los excepcionales casos en los cuales una asamblea decide y aprueba la recaudación de expensas comunes extraordinarias- la liquidación de expensas a presentar las indique en forma separada y diferenciada.

¿Cuánto se paga de expensas en Argentina?

Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio Una de las principales recomendaciones es contratar personal idóneo. Poco a poco se van normalizando los arreglos que se habían postergado por la pandemia en los distintos consorcios Según datos brindados por la Liga del Consorcista en la Capital y provincia de Buenos Aires, el índice de morosidad por expensas, dependiendo de cada consorcio, oscila entre el 20% y el 35 por ciento. Verano caliente: alquilar en la Costa Atlántica será un 80 por ciento más caro que la temporada pasada Los destinos para disfrutar la playa siguen liderando las preferencias de los turistas. En Mar del Plata, el lugar más buscado, los alquileres de departamentos de 3 ambientes parten desde $150.000 al mes VER NOTA En cada rincón del país el pago del mantenimiento de áreas comunes varía según las tipologías y gastos comunes que exige el mantenimiento de los edificios y barrios cerrados. Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio Los departamentos en CABA bajaron a precios de hace más de 7 años: qué se puede comprar con USD 85.000 Hay un mercado inmobiliario de oportunidad en distintos barrios. Expertos sostienen que las valuaciones seguirían en caída si es que la coyuntura económica no mejora y no aparece el crédito hipotecario VER NOTA Por lo relevado desde Consorcio Abierto, en CABA, el valor promedio de las expensas mensuales oscila en 16.987 pesos ; en Gran Buenos Aires (GBA), 6.823 pesos, y en el interior, promedian al mes unos 6.816 pesos,

  1. Al tener que manejarse el consorcio como una economía hogareña y haber mucha variedad de economías consorciales, las estadísticas no son exactas.
  2. Podemos decir que la expensa promedio de un departamento de dos ambientes por la zona céntrica de la CABA ronda entre $ 8.000 y 15.000 “, dijo David Loisi, CEO de la Liga del Consorcista.

“La expensa promedio de un departamento de 2 ambientes en el centro porteño ronda entre 8.000 y 15.000 pesos. Depende del estado general del inmueble y gastos en personal” (Loisi) Al inicio de la pandemia y por un buen tiempo se postergaron obras de mantenimiento general. Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio Especialistas recomiendan analizar presupuestos con precisión para no sufrir dolores de cabeza en el pago mensual de un consorcio o barrio Desde el sector se habla de etapas de los arreglos pendientes. Al principio de la pandemia, cuando las restricciones eran mucho más estrictas, se hizo imposible hacerlos pues los trabajadores no podían ir a los edificios. Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio Cómo es el penthouse más alto del mundo: afirman que desde allí puede apreciarse la curvatura de la tierra Está en una torre de 472 metros de altura de la ciudad de Nueva York y la vivienda de 1.630 m2 también es un tríplex ubicado entre los pisos 129 y 131 de la edificación que está cerca del Central Park VER NOTA “Algunos comenzaron a hacerse, pero con demoras.

Sobre todo porque los proveedores tenían 3 a 4 meses de retraso en ciertos trabajos y era muy difícil encontrar disponibilidad. Hoy esa situación fue mejorando. Aunque cuando hay una nueva ola de COVID, como la que hubo en enero con la cepa Ómicrom, puede complicarse la concurrencia de los trabajadores porque muchos se pueden encontrar aislados nuevamente”, amplió Laiuppa.

Sumar ingresos Una opción para sumar un ingreso extra puede lograrse si se alquilan a terceros espacios comunes (como medianeras o terrazas para publicidades), desde luego, decidido esto por asamblea y siempre y cuando el reglamento no lo prohíba. “En consorcios grandes y barrios privados también se hace la compra y el posterior acopio de elementos necesarios al por mayor a modo de no perder contra la inflación “, dijo Loisi.

  • Incidencia del crecimiento edilicio El parque edilicio de CABA en particular, tuvo en los últimos años la irrupción de nuevos edificios que han modernizado algunos sectores de la ciudad pero a los edificios levantados hace décadas les cuesta mantenerse en valor realizando los arreglos para tal fin.
  • Es dificultoso juntar el dinero necesario para hacer los mantenimientos básicos.

“A modo de ejemplo se puede decir que el trabajo de pintura exterior del frente de un edificio promedio (12 pisos con 40 unidades) hace dos años costaba $ 350.000 y hoy ese valor se duplicó y en este sentido lo que ha sucedido es que los costos de los materiales como la pintura sufrieron incrementos de costos por encima de la inflación lo que ha elevado los presupuestos más de la cuenta”, explicó a Infobae Rodrigo Martínez Daveño, administrador de consorcios y abogado.

“Como ejemplo, el trabajo de pintura exterior del frente de un edificio promedio (12 pisos con 40 unidades) hace dos años costaba $ 350.000 y hoy ese valor se duplicó” (Martínez Daveño) Según un cálculo estimado, por la morosidad en un edificio promedio de 12 pisos y 40 unidades son unos $ 100.000 que no se recaudan sobre un total de $ 300.000 que representan el total de gastos mensuales del mismo.

Mientras que en los barrios privados a diferencia de los consorcios de propiedad horizontal la composición de esa morosidad es diferente. “En los edificios se forma principalmente de pequeñas deudas (en su mayoría) de varios no pagadores mientras que en los barrios privados es una morosidad que se constituye de montos mas elevados en una menor cantidad de deudores. Como Se Pagan Las Expensas En Un Edificio Pintar el frente de un edificio de 12 pisos hoy sale más de $ 650.000, un desafío para cualquier administración en CABA, y más si hay alta morosidad por parte de los habitantes del inmueble “Al eliminar costos de papel, impresión, gastos logísticos, es aconsejable reemplazar licencias de otros sistemas no integrales y lograr una mejor trazabilidad de datos,

Además, toda la información que gracias a la digitalización podemos almacenar, permite gestionar mejores precios con proveedores y detectar posibles ahorros en distintas áreas. De hecho, también se optimiza la rentabilidad al hacer más eficiente cada una de las operaciones y el uso del tiempo”, comentó Laiuppa.

Una parte de lo que se recauda por expensas se destina para el pago de servicios públicos e impuestos (electricidad y ABL, por ejemplo). En los casos de edificios que cuentan con servicio de seguridad privada la mitad de lo recaudado se utiliza para pagar este servicio y el resto es para los gastos, o sea que los consorcios con seguridad privada abonan el doble de expensas que aquellos que no cuentan con esta prestación.

¿Cómo es la nueva ley de alquileres 2022?

Cómo calcular el aumento del alquiler en septiembre 2022

establece que cada 12 meses se ajustarán los de los contratos, es por eso que aquellos que cumplan su primer o segundo año de alquiler y piensen seguir en la misma vivienda van a tener que pagar una suba. El incremento que se aplica sobre los alquileres se basan en los aumentos inflacionarios (Índice de Precios al Consumidor IPC) y salariales (RIPTE). Por ende, la suba de este mes será del 60%, un porcentaje muy similar al que se terminó dando en agosto.

En conclusión, a modo de ejemplo, quienes hayan pagado a lo largo de todo el año un monto total de $ 50.000 deberá sumarle un 60%, por lo que debería comenzar a pagar $ 82.333 a partir del próximo mes.