Como Convivir En Un Edificio?

Como Convivir En Un Edificio
3- Ponte en los zapatos del otro – Más allá de las reglas básicas de convivencia establecidas por el comité de administración, hay muchas otras acciones que puedes realizar para contribuir a una mejor vida en copropiedad. La máxima que proponemos a todas las personas que comparten una propiedad, es intentar ponerse siempre en los zapatos del otro.

Por ejemplo, si piensas ejercitarte en casa debes hacerlo en los horarios en los que la ley prohíbe los ruidos molestos; pero también deberías pensar: Si estuviera trabajando o descansando justo en este horario y escuchara un ruido constante en el departamento de arriba, ¿sería molesto? ¿cómo puedo evitarlo? Aquí es donde la conciencia social puede marcar una gran diferencia.

Para solucionar esta misma situación, no es necesario cancelar el entrenamiento. Puedes incluir ejercicios de bajo impacto, utilizar ligas en lugar de mancuernas o simplemente añadir una superficie (alfombra, mat u otros) que te permita minimizar el ruido molesto.

¿Como debe ser la convivencia con los vecinos?

Mantener una sana convivencia entre vecinos es fundamental, y ante la coyuntura del COVID – 19, cobra aún más importancia por el mayor tiempo que se permanece en el hogar. Por ello, con el fin de brindar herramientas a los ciudadanos para que tengan una sana convivencia y aportar en la disminución del riesgo en el aumento de conflictos entre los vecinos, el Centro de Arbitraje y Conciliación de la Cámara de Comercio de Bogotá brinda las siguientes recomendaciones: 1.

  1. Conozca a sus vecinos De esta manera será mucho más fácil generar empatía con ellos.
  2. Además, podrá intercambiar inquietudes, ideas y/o soluciones para beneficio de la comunidad, sobre todo en estos momentos en lo que debemos quedarnos en casa y posiblemente los vecinos nos puedan ayudar con algún imprevisto que se presente.2.

Modere los ruidos innecesarios Sea prudente y piense en la tranquilidad de su vecino. El aislamiento puede aumentar la ansiedad y esto unido a ruidos, especialmente muy temprano o muy tarde en la noche, puede alterar a sus vecinos. Si vive en edificio, recuerde seguir siempre las normas relacionadas en el reglamento de propiedad horizontal.3.

Comunique sus actividades Informe con tiempo a los vecinos sobre cualquier actividad que quiera realizar y que puedan producir molestias. A través del diálogo evitará malos momentos.4. Dialogue y proponga soluciones a los problemas Ante los asuntos polémicos, evite como primera medida recurrir a las denuncias o querellas.

Siempre busque primero soluciones a través del diálogo.5. Tenencia responsable de mascotas Recuerde que si tiene mascotas debe ser responsable con tareas como identificar los lugares adecuados para sacar a su mascota, recoger sus heces, evitar ruidos y cuidarlos adecuadamente.6.

Solidaridad con adultos mayores y/o personas con discapacidad Identifique en su comunidad a los adultos mayores y/o personas con discapacidad y ofrézcales su ayuda y colaboración cuando lo requieran. Evite poner cualquier tipo de barrera que dificulte su circulación.7. Cuide los espacios compartidos Recuerde que las áreas comunes deben ser respetadas por todos; no fume en los ascensores, no consuma alucinógenos, no deje basura, evite invadir el espacio con elementos que obstruyan el paso adecuado.

En caso de emergencia estos deben estar totalmente libres.8. Pague a tiempo las cuotas de administración Tenga presente que este pago hace parte de los gastos comunes para una buena vigilancia, aseo y el mantenimiento en general del entorno. Estar al día evita inconvenientes.9.

¿Cómo vivir en armonia en un condominio?

Cuida los espacios compartidos. No invadas, tires basura o causes alguna afectación en zonas como la entrada del edificio, los pasillos, los jardines o el estacionamiento. Toma en cuenta que si no respetas esto, no podrás exigirle lo mismo a tus vecinos y entonces nadie disfrutará de un ambiente de tranquilidad.

¿Qué significa vivir en un edificio?

¿QUÉ IMPLICA VIVIR EN UN CONDOMINIO O EDIFICIO?

administracion de edificios

Vivir en un edificio de departamentos o un condominio significa tener que cumplir con una serie de normas, como, por ejemplo; pagar la cuota de mantenimiento puntualmente, respetar las normas de convivencia y el reglamento interno, mantenerse informado de la gestión de la junta directiva y de la administración.

En un edificio de propiedad horizontal coexisten bienes que son de todos (propiedad común) y bienes que son de cada propietario (propiedad exclusiva). Pero, ¿cómo se regula la vida en comunidad en estos edificios? Para organizarse como copropiedad y otorgar una adecuada administración, los copropietarios deben ceñirse a la Ley de Propiedad Horizontal – Ley N° 27157, la que establece la composición del sistema de convivencia, administración y sus facultades, además del respectivo reglamento de copropiedad.

Existen ciertas características que definen en general, a todos los edificios en propiedad horizontal. Toda persona que se piensa mudar a un edificio, obligatoriamente debería de considerar lo siguiente: FONDO OPERACIONAL DE INICIO: Muchas personas no contemplan este pago al momento de comprar un departamento nuevo.

De hecho, algunos no entienden para qué sirve este dinero. Este importe es cobrado una sola vez y se utiliza para poder pagar los gastos iniciales del edificio como el sueldo de los porteros, personal de limpieza y administración, junto con los gastos de servicios; luz, agua y telefonía y materiales de aseo.

“Este permite darle operatividad y funcionalidad al edificio, así como mantener sus servicios al día”. GASTOS COMUNES: Respecto a lo económico, existe una alarmante falta de conocimiento y de experiencia que pueden generar problemas por el tema de los gastos comunes, ya que hay personas que no entienden que es obligación pagarlos mes a mes.

  1. Hay quienes argumentan que no quieren pagar los mantenimientos de los espacios comunes porque ellos no los utilizan o que no ocupan el ascensor debido a que viven en el primer piso o porque no viven en el edificio no quiere contribuir para el pago del sueldo de los porteros o personal de limpieza.
  2. Sin embargo, estas razones no son válidas para no pagar, porque, por definición, los gastos comunes son los gastos que deben hacer todos los copropietarios obligatoriamente, para mejorar y/o mantener los equipos y bienes comunes.

En tal sentido, es importante desarrollar los mantenimientos necesarios para cuidar los bienes y activos del edificio, porque el edificio llegaría a despreciarse si éstas no se efectúan. CONVIVENCIA: Actualmente, muchas personas sobre todo los jóvenes toman la decisión de mudarse de una casa a un departamento.

  1. Sin embargo, las personas no todos contemplan que hay mucha diferencia en habitar una casa independiente, que vivir en un edificio o en un condominio con una serie de limitaciones.
  2. El reglamento interno del edificio y adicional el manual de convivencia reúnen una serie de normas que hay que cumplir para lograr una convivencia sana y ordenada que pueden equilibrar los derechos y la libertad de los propietarios.

Muchos temas que generan conflictos se consideran en esos documentos, por ejemplo, mascotas, fiestas, el uso de los estacionamientos de visita y los ruidos molestos dentro de los departamentos, el uso de los espacios comunes, como gimnasio, piscina, sala de juegos, sauna, salón de fiestas, entre otros.

Además de dar mantenimiento a estos espacios también hay que reglamentar su uso. PARTICIPACIÓN ACTIVA: Es común que algunos propietarios no estén conformes con las normas de convivencia de su edificio, pero estos propietarios son los que generalmente no se interesan por participar en las asambleas ni formar parte de la Junta Directiva.

Es claro que si no se asiste a las Asambleas difícilmente podrían opinar en la toma de las decisiones que se tomaron para el edificio. Como se indicó en líneas atrás, existe una falta de conocimiento y experiencia en estos temas lo que agrava la situación.

Adicional muy pocas administraciones no cumplen con entregar a los propietarios información sobre la gestión administrativa en general, en cuanto a los trabajos de mantenimiento preventivo, correctivo, cobranza de cuotas y otras actividades pertinentes al edificio; sólo se limitan a dar a conocer el costo de los gastos comunes y la lista de morosos.

: ¿QUÉ IMPLICA VIVIR EN UN CONDOMINIO O EDIFICIO?

¿Qué es la convivencia en propiedad horizontal?

Las normas de convivencia en la propiedad horizontal INTRODUCCIÓN: La convivencia en la Propiedad Horizontal exije de todos y cada uno de los residentes (o usuarios ) la observación puntual de algunas normas, que permiten ejercer plenamente los derechos individuales, sin vulnerar los derechos ajenos.

  • Indudablemente la mayor parte de los conflictos que se presentan entre vecinos, y entre estos y la administración, son originados por el incumplimiento de estas normas de convivencia, y el manejo de dichos conflictos en etapa de conciliación, corresponde precisamente al Administrador, o a los órganos administrativos de la copropiedad antes de acudir, de ser necesario, a las autoridades competentes.
  • La función del administrador incluye necesariamente, como la de todo lider, educar a su comunidad para minimizar los conflictos y brindar un mejor nivel de vida a sus integrantes.
  • Esta página contiene algunas normas básicas y otras sugerencias de utilidad.
  • CAPÍTULO I
  • CÓMO EDUCAR A LA COMUNIDAD:

Primero, debemos responder a una pregunta: ¿Es necesario educar a la comunidad en los edificios de Propiedad Horizontal?, Naturalmente que si. No importa el estrato socio – económico, ni el nivel cultural de los habitantes, siempre encontraremos, en mayor o menor grado, personas que por falta de cultura o información incumplen las normas, y solo una labor paciente y perseverante de educación logrará que cambien sus hábitos.

Para ello es conveniente acudir a las circulares periódicas, elaborar manuales y resúmenes del Reglamento y de las Leyes de propiedad Horizontal, fijar carteles y recortes relacionados en las carteleras, organizar foros y mesas de discusión, y por último involucrar a la comunidad entera en esas campañas, para que sea la misma comunidad quien exija a sus vecinos el respeto por las normas.

Es conveniente también aclarar algunos malos entendidos o equivocadas interpretaciones populares respecto a los “derechos”: es corriente, por ejemplo, que algunas personas utilicen sus garajes para acumular trastos, muebles, herramientas y otros objetos, aduciendo que es su propiedad, porque desconocen las normas de uso restrictivo que rigen en estos casos, y son incapaces de entender las molestias que ocasionan a toda la comunidad con el estado de desorden y mala presentación que causan sus costumbres.

  1. CAPÍTULO II
  2. DERECHOS Y DEBERES:
  3. “Tu derecho a extender tu puño termina donde comienza mi rostro”
  4. Provervio Chino

Los derechos y los deberes de cualquier ciudadano, y en este caso de cualquier copropietario, están íntimamente ligados, puesto que el disfrute de un derecho implica siempre el cumplimiento de un deber, para no afectar los derechos ajenos. Esta premisa, tan sencilla, es la que con frecuencia solemos olvidar.

  1. Los principales derechos en la Propiedad Horizontal, ademas de los derechos propios de todos los ciudadanos, son los que permiten el uso y disfrute del bien privado, (Apartamento, oficina, Local u otros) y de todas las áreas comunales de la copropiedad.
  2. Tanto los derechos como los deberes podemos conocerlos en el “Reglamento de Propiedad Horizontal” de cada una de las copropiedades, y en las leyes que regulan la materia.

(En Colombia: ) Encontramos entonces, que cada propietario tendrá sobre su unidad Privada un derecho de dominio exclusivo, por lo que puede vender, enajenar, gravar, dar en anticresis o ceder la tenencia de su unidad privada, (Apartamento, local, oficina, etc.) a cualquier título.

Existen, sin embargo, limites a este derecho, impuestos por las leyes y reglamentos, especialmente en lo que se refiere al “uso exclusivo” para el que fue construido el inmueble. De esta forma, si Usted adquirió un apartamento en un Conjunto residencial, no puede destinarlo a oficina o local comercial.

También el propietario tiene derecho a usar y servirse de todas las áreas y bienes comunales, (Ascensores, Jardines, Parques, Piscinas, Saunas, pasillos, escaleras, etc.) siempre que lo haga según la naturaleza y destino ordinario de los mismos, y sin perjuicio del uso legítimo de los demás propietarios.

  • Por esa razón, no pueden utilizarse los pasillos como lugar de juegos, o para estacionar bicicletas, motos o vehículos, ni se pueden usar los parqueaderos, (Aunque en algunos casos sean Propiedad Privada) como depósito de materiales, muebles y cachivaches.
  • Otro derecho de los propietarios y de la comunidad en general, es el de vivir en un ambiente amable, limpio, saludable y estético.

Por esa razón se debe insistir mucho, exigir permanentemente el cumplimiento de las más elementales normas de educación, y perseguir a aquellos incivilizados que arrojan basuras, colillas de cigarrillos, papeles y demás desechos, o a los que se creen con derecho a utilizar las zonas comunales o públicas cono “sanitario” de sus mascotas.

Igualmente a quienes conservan costumbres provincianas como utilizar las ventanas o escaleras para colocar a secar la ropa, los tapetes o las alfombras, con lo cual se presenta un patético aspecto de barrio de “invasión”. En pocas palabras es necesario que toda la comunidad comprenda que las normas de convivencia ayudan a obtener un mejor nivel de vida, evitan conflictos, minimizan los riesgos de accidentes y catástrofes, mejoran las condiciones de salubridad, facilitan una relación amable, amistosa y pacífica con sus vecinos, garantizan la valorización de la propiedad, etcétera.

See also:  De Que Color Puedo Pintar Un Edificio?

Como puede observarse, son razones prácticas.

  • CAPÍTULO III
  • ALGUNAS PROHIBICIONES COMUNES:
  • Relacionamos ahora algunas de las principales Prohibiciones, que son comunes en los reglamentos de Propiedad Horizontal y Reglamentos Internos:
  • Está Prohibido modificar las fachadas y zonas comunales, cambiar el estilo de puertas y ventanas, colocar rejas distintas a las autorizadas por el reglamento o la asamblea. Esto con el fin de preservar el estilo arquitectónico de la edificación.
  • Está Prohibido colocar avisos, letreros pancartas y similares en las ventanas o fachadas, con excepción de los avisos profesionales o comerciales, contemplados en el reglamento, en los casos particulares de Centros Comerciales o Centros Empresariales. En esos casos, por lo general el reglamento, o la Asamblea General dictarán las normas respectivas sobre estilo, tamaño, etcétera.
  • Está Prohibido usar los pasillos, escaleras y puntos fijos para estacionar bicicletas o colocar enseres no autorizados, por las incomodidades que esto produce a los transeúntes y por el riesgo de accidentes. Por las mismas razones, está prohibido usar esas áreas para transitar en bicicletas, motos, patines, patinetas, o para jugar con pelotas y balones. Se debe agregar que estas prácticas producen deterioro y desaseo en las zonas comunales. Aquí se aplica lo referente a “dar a las áreas e instalaciones comunes el uso para el cual fueron destinadas”.
  • Está Prohibido utilizar los parqueaderos como lugar de juegos o reunión. Es obvia esta prohibición, por los riesgos de accidente que puede causar.
  • Está Prohibido usar los parqueaderos como depósitos, para almacenar muebles, enseres, materiales de construcción, etcétera, no solo por el aspecto de desaseo y desorden que se produce, sino por el grave riesgo que implica al reducir la visibilidad y la aireación, y aumentar el peligro de incendios, en sitios donde se acumulan gases y materiales inflamables.
  • Está prohibido usar los parqueaderos para lavar los autos o someterlos a reparaciones mecánicas. Esto por que además de producir desaseo y contaminación, representa riesgos para la seguridad. Naturalmente, se pueden efectuar las reparaciones urgentes, como el cambio de una llanta, o la carga de una batería, lo cual es diferente a convertir el parqueadero en taller.
  • Está prohibido instalar o utilizar equipos o maquinaria que interfiera con las señales de televisión o radio pues se estaría atentando contra el derecho de la comunidad a recrearse sanamente.
  • Está prohibido colocar a alto volumen los radios, equipos de sonido o televisores. Existen normas muy claras y severas contra la contaminación sonora, y es un verdadero abuso obligar a toda la comunidad o a nuestros vecinos a escuchar la música o el programa de TV que nosotros preferimos y a la hora que nosotros queramos. Esta mala costumbre es una de las quejas más frecuentes en las comunidades, y denota una pésima cultura y muy poca consideración y respeto por los demás. Por la misma razón, existen Salones Comunales, adaptados para que se puedan realizar en ellos reuniones sin perturbar la tranquilidad de los vecinos. Pero recuerde, que incluso en ellos, se deben cumplir las normas para evitar niveles de ruido que perturben a los demás.

Existen también normas muy claras sobre la tenencia de Mascotas, que por ser un tema que genera enormes controversias, le hemos dedicado : Las normas de convivencia en la propiedad horizontal

¿Qué son las 10 normas de convivencia?

Las reglas de convivencia son un conjunto de normas que nos aseguran convivir en paz y en armonía, en el respeto y en la tolerancia, evitando la discordia, con los demás. Saludar al llegar, despedirse al marcharse, dar las gracias o pedir perdón son algunas normas muy sencillas de cortesía que pueden adquirir los niños desde pequeños. Como Convivir En Un Edificio La buena convivencia se basa en enseñar a los niños a respetar los derechos de los demás y a aceptar que hay unas obligaciones que cumplir, porque sin ellas, cada uno haría lo que le pareciera más oportuno y caeríamos en la falta de armonía y respeto por los demás.

  • Las normas de convivencia permiten que los miembros de un grupo, ya sea los niños en una clase, amigos en el parque o hermanos en casa interaccionen y comporten de forma ordenada, tolerante y respetuosa,
  • En Guiainfantil.com te proponemos 10 reglas de educación, comportamiento y convivencia que podemos enseñar a los niños, todos los días, en cualquier circunstancia.

Pero, ¿cómo las transmitimos? Siempre, la mejor enseñanza hacia nuestros hijos es desde el ejemplo : si saludamos a nuestros vecinos, damos las gracias si nos abren la puerta, pedimos perdón cuando nos equivocamos o les escuchamos cuándo nos explican algo, ellos interiorizarán ese aprendizaje y lo considerarán como algo normal. Como Convivir En Un Edificio Las reglas de convivencia ayudarán al niño a aprender a vivir con los demás respetando e integrándose en el grupo, ya sea en la familia, en el colegio o con sus amigos del parque, Son actitudes muy importantes para que sea un adulto feliz que se sepa relacionar con los demás de forma sana y positiva.

  • Estas son algunas de las normas de convivencia en casa que yo te propongo.
  • Tendrás que adaptarlas a las necesidades de vuestra familia, así como a la edad de tus hijos.
  • Recuerda, ¡son para los niños pero también para los padres! 1.
  • Ser amable Crear el hábito de saludar al otro cuando llega o se va de casa.

Los buenos días y buenas noches también son parte de este proceso de ser amable en la familia. También se debe pedir permiso antes de coger las cosas de los demás. Hablar y pedir las cosas con amabilidad. Como Convivir En Un Edificio 2. Practicar la empatía Es muy importante que antes de decir algo a alguien, mejor nos pongamos en su lugar primero. Jamás debemos hacer a los demás lo que no nos gustaría que hicieran a nosotros. La empatía es esencial en una comunicación.3. Colaborar y cooperar Desde muy pequeños, los niños pueden aprender a ser responsable con sus cosas y tener tareas según su edad.

Poner la mesa, hacer la cama, guardar la ropa. son hábitos de cooperación importantes.4. Ser respetuoso Es importante respetar el espacio de los demás, no hacer ruido cuando alguien esté durmiendo, ensuciar la mesa y no limpiarla. es importante no incomodar a los demás.5. Ser generoso De la misma forma que le gustaría al niño que sus hermanos dejasen sus cosas, juguetes, etc., el niño también puede compartir sus cosas con ellos.

Con los padres también.6. Ser atento Saber escuchar es una regla de comunicación muy importante para los niños. Cuando se escucha se aprende mucho más que cuando se habla.7. Jugar juntos El juego no solo acerca a los niños a los amigos sino también a sus hermanos y padres. Como Convivir En Un Edificio Normas de convivencia en la escuela, Por qué son importantes las normas de convivencia en la escuela o colegio. Cómo garantizar la paz y el correcto desarrollo de las clases. Te contamos algunos ejemplos de las reglas escolares de convivencia. Te damos consejos para crear un buen ambiente en el aula entre los alumnos y entre los alumnos y profesores. Como Convivir En Un Edificio Normas de convivencia en clase para niños, Sea cual sea el método educativo que utilicen en el colegio de los niños, es necesario que fijen límites y normas de convivencia para los niños en clase y así evitar conductas no deseadas y encontrar el equilibrio. Cómo mejorar la relación entre los alumnos y de los alumnos con los profesores. Como Convivir En Un Edificio Normas de convivencia con adolescentes en casa, ¿Qué normas de convivencia para adolescentes son necesarias en casa? ¿Cómo podemos negociar los límites y las reglas de nuestra familia durante la adolescencia? Te damos algunos consejos para padres de hijos adolescentes con los que las normas de convivencia serán más fáciles de implantar. Como Convivir En Un Edificio Tabla de las normas de convivencia para niños, Pasos para hacer una tabla de normas de convivencia, también conocida como cartel de normas de convivencia, para que los niños conozcan las reglas que tenemos en casa para ayudar a la familia. Con este mural de normas adaptada a la edad de tus hijos, conocerán y cumplirán las normas de casa. Como Convivir En Un Edificio 7 juegos para enseñar normas de convivencia a niños de preescolar, Enseñar las normas de convivencia a los niños de preescolar es mucho más sencillo si utilizamos juegos caseros. Te proponemos actividades para informar a tus hijos o alumnos menores de 6 años de las reglas de casa o de la escuela. Son juegos sencillos que ayudan a los niños de preescolar. Como Convivir En Un Edificio Normas de convivencia para garantizar un buen ambiente en el hogar, Con estas normas de convivencia en una casa con niños será más sencillo crear un buen ambiente en el hogar y la familia. Estas son algunas de las reglas que ayudarán a los padres y los hijos a tener una convivencia más sana. Te contamos cómo enseñar estas reglas a los niños según su edad. Como Convivir En Un Edificio Cómo sobrevivir a la convivencia familia en verano, Te damos algunos consejos para que aprendas a sobrevivir a la convivencia familiar con niños durante estas vacaciones de verano. Son algunas claves para que seáis felices, descanséis y seáis una familia feliz durante este verano. ¡No te pierdas estos consejos para niños y adultos! Como Convivir En Un Edificio Cómo enseñar normas de convivencia a los niños, Te contamos cómo enseñar normas de convivencia a los niños. Las normas de convivencia que se transmiten a los niños pueden ser muchas y muy variadas, pero deben ser específicas, razonables y muy claras. Las normas son una serie de enseñanzas sobre los derechos y deberes que debemos transmitir a los niños.

¿Qué tipo de cosas hacen los buenos vecinos?

5. Los buenos vecinos son ordenados – Decía Don Benito Juárez que “Entre los individuos, como entre las Naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”. Y, vivir en paz en tu casa y colonia es una de las maneras más sensatas de disfrutar de la vida. Así es que evita tener fiestas hasta altas horas de la noche, mantén un volumen adecuado, tira tu basura en los lugares designados y respeta las leyes de convivencia de tu Condomino. Como Convivir En Un Edificio

¿Qué te hace un buen vecino?

Es amigable y sociable. ofrece su ayuda a otros cuando lo necesita. cuida muy bien su propiedad. está dispuesto a ayudar a otros vecino durante una crisis.

¿Cuánto puede durar la vida de un edificio?

Los investigadores Charles W. Lamb y Carl McDaniel indican en su libro Fundamentos de Mercadotecnia que el concepto de ciclo de vida del producto resulta útil para estimular a los mercados por planear, a fin de que sean capaces de tomar la iniciativa.

Por otro lado, es especialmente útil como herramienta de predicción o pronóstico, puesto que los productos pasan por etapas específicas que permiten calcular la ubicación de un determinado producto en el ciclo de vida, mediante el uso de datos históricos (utilidades, ventas y la cantidad de competidores), ya que éstos tienden a seguir una ruta predecible durante el ciclo de vida.

Se trata de un cálculo necesario debido a que las estrategias de ambiente competitivo y del medioambiente empleadas actualmente dependen del ciclo de vida del producto. Por todo ello, resulta vital que los ingenieros conozcan qué significa este ciclo, cuáles son las etapas que lo conforman y qué características las distinguen, con la finalidad de que tengan los conceptos básicos para utilizar adecuadamente esta valiosa herramienta de predicción o pronóstico, con la que se pueden obtener diversos elementos que permiten identificar las oportunidades y los riesgos por los que atraviesan los productos.

¿Qué es la vida útil? En términos generales, es una herramienta que permite conocer el tiempo que durará un producto, desde su instalación hasta que éste deje de funcionar óptimamente y deba evaluarse su reposición. Es fundamental conocer la duración de cada producto, con el propósito de determinar la vida útil de un edificio o instalación.

Por otra parte, la estimación de la vida útil de las edificaciones, de las estructuras y de los bienes en general ha sido un tema de investigación relativamente poco tratado; por ello, algunas especialidades de la ingeniería han centrado su atención hacia las investigaciones respecto a la durabilidad de las estructuras, principalmente, en las de hormigón y las metálicas; sin embargo, a nivel mundial, en un artículo del autor Turibio Da Silva, investigador de la Universidad Politécnica de Cataluña, se señalan estudios sobre la durabilidad de materiales que datan de 1938, basados en probetas moldeadas en 1907, aunque no se han aplicado a todos los materiales, y en pocos casos se tiene registro de estudios técnicos que traten el tema de la vida útil de las edificaciones.

Algunas instituciones del estado y laboratorios de materiales de algunas universidades estatales han ejecutado programas enfocados a la estimación de la resistencia última o media de diferentes materiales constructivos, pero no dirigidos a las edificaciones como conjunto. En el mercado se pueden encontrar un sinnúmero de bibliografías que adjuntan tablas de esperanza de vida de diferentes tipos de edificaciones, pero muchas de ellas se han desarrollado en medios y tipologías ajenas al mercado nacional.

En términos específicos, el ciclo de vida de un producto tiene diversas definiciones, por lo que se incluyen las siguientes propuestas de diversos expertos:

See also:  Como Colgarse Del Cable En Un Edificio?

Según Lamb y McDaniel, en mercadotecnia, el ciclo de vida de un producto es un concepto que proporciona una forma de rastrear las etapas de la aceptación de un producto, desde su introducción (nacimiento) hasta su declinación (muerte) En el caso de vida total, muchos autores, como Da Silva, indican que se trata del promedio estadístico que refleja la esperanza de vida de un bien expresada en años, bajo condiciones normales de operación y mantenimiento Vida útil será, entonces, la representación de la vida en la que se estima que un bien prestará servicio dentro de los límites de eficiencia económica. Es la vida útil probable futura que se estima tendrán los bienes que se valúan considerando los limites de eficiencia económica y de producción de la empresa para la cual se está realizando el avalúo Según la American Society for Testing Materials, en su estándar ASTM E 632 – 82, la vida útil “es el periodo de tiempo después de la construcción durante el cual todas las propiedades esenciales alcanzan o superan el valor mínimo aceptable con un mantenimiento rutinario”

Ahora bien, gran parte de los laboratorios de materiales dedican la mayor parte de su tiempo a investigaciones sobre el comportamiento físico de resistencia de los materiales y no en su vida útil o comportamiento en el tiempo. Los manuales que señalan la vida de los componentes de una edificación advierten que los cálculos no son exactos y sólo son una guía, por lo que deben considerarse como un promedio normal y razonable de vida útil.

  1. Edad es otro concepto fundamental en este tema y representa el tiempo transcurrido desde la instalación del bien, hasta la fecha de la valuación.
  2. Puede no ser equivalente al periodo cronológico transcurrido a partir del momento de la instalación de la propiedad nueva a la fecha del avalúo, ya que existe una serie de factores, como calidad del mantenimiento, la intensidad del uso, las reparaciones mayores y otros, que sólo pueden determinarse mediante inspección física del bien.

Por otro lado, la vida normal o vida útil esperada es una suposición que se realiza al momento de diseñar o instalar los complementos de una edificación y es el tiempo de vida razonablemente esperado de un bien, basado en la experiencia que se ha tenido en casos anteriores.

Existe otro término, que es la base del cálculo de la rentabilidad de una edificación: vida de servicio, que corresponde a la duración de servicio promedio de un edificio o de un elemento constructivo de una instalación o incluso de un componente de éste. Paralelamente, el concepto vida agotada equivale a la vida actual de cierto edificio.

Se trata del resultado de la observación y consideración de la utilidad del bien, que puede verse influenciado tanto por la observación como por la edad. Una unidad particular de propiedad puede tener una vida normal esperada de 30 años y contar con 15 años de edad, pero si por observación revela que no ha sufrido la cantidad normal de deterioro, u obsolescencia, es posible que la vida remanente esperada equivalga a 20 años, representando un agotamiento actual de sólo 33.33 por ciento de su vida normal.

Lo contrario a esto es cuando a través de abusos y descuido el bien inmueble pudo haberse agotado más de 50 por ciento de su vida normal esperada, lo que dará una vida agotada prematura. La vida media probable es el valor estadístico obtenido a partir de las curvas de mortalidad para cada bien. En México, es común encontrar bienes que han superado ampliamente la vida media probable y aún continúan en explotación económica.

En el caso de querer determinar el periodo de vida útil durante el cual un bien puede continuar prestando servicios la respuesta es aleatoria, al tratarse de problemas de probabilidad de subsistencia, lo cual, en parte, se soluciona recurriendo al uso de las tablas de mortalidad o de gráficos que representan la frecuencia de los retiros en función de la antigüedad, sobre todo en el caso de maquinaria y equipo.

Pero la vida económica de un bien se encuentra íntimamente relacionada con el grado de explotación que, a su vez, es función del adelanto tecnológico. En algunos casos, cuando un bien llega a su vida media probable resulta que es equivalente a su valor final y únicamente tiene un valor igual al de la chatarra o los desechos; lo cual ocurre con frecuencia en países de gran desarrollo industrial, mientras que en países en vías de desarrollo, el bien aún es rentable y continua productivo, prestando servicios en industrias con menores exigencias de exactitud y calidad en los productos por procesar; es decir, su valor de vida media probable será apreciable y superior al de desecho.

Mantenimiento y vida útil En general, las edificaciones plantean una expectativa de vida aproximada entre 50 y 75 años, luego de los cuales se requiere para su sobrevivencia una intervención general, que resultará necesaria según el edificio y su ubicación, su uso y también el mantenimiento que se le haya practicado a lo largo de su vida.

Si esa rehabilitación integral no se realiza, por lo general, el edificio que ha sufrido el deterioro progresivo y permanente del tiempo se verá directamente afectado, ya sea que las afectaciones hayan surgido por las variaciones climáticas o por los cambios a que ha sido sometido su entorno inmediato o él mismo; por lo tanto, se debe cuidar qué le ha sucedido, porque, además, afectará a la utilidad del inmueble.

Será importante que se impongan mantenimientos preventivos que aseguren las garantías ofrecidas en la venta. Los edificios, entonces, también deben ser inspeccionados técnicamente por el profesional capacitado, esto para que no lleguen a su ruina y se puedan aplicar distintos métodos de mantenimiento.

Ante la aparición de cualquier falla de la construcción, se deberán descubrir las causas de la patología y sugerir las acciones correspondientes para su reparación integral. Asimismo, debe considerarse que, habitualmente, el tiempo transcurrido entre la aparición de la lesión y la consulta es directamente proporcional al futuro costo de la reparación, a la vez que dificulta el descubrimiento inmediato de las causas que generaron la falla.

Por ello, se recomienda que los edificios incluyan un manual de uso y mantenimiento, mismo que tendrá que actualizarse al momento de tener un cambio. La expectativa de los inmuebles se encuentra establecida en rangos de entre 50 y 75 años, cuando en realidad podría ser menor este número Calidad de vida al interior de los edificios En teoría, los edificios protegen a sus ocupantes de la contaminación imperante en la ciudad, pero, en muchos casos, durante la vida útil del edificio, sus índices pueden excederse debido a malas condiciones internas de suciedad, polvo, humedad, gases tóxicos, hongos y aguas estancadas; o bien, crear cuadros absolutamente nuevos de contaminación al interior del edificio.

Cuando más del 20 por ciento de los usuarios de un edificio presenta dolores de cabeza, náuseas, mareos, dolores de garganta, picazón o sequedad de la piel, congestión o irritación nasal, ojos llorosos o fatiga y al salir de ellos se encuentran bien es muy probable que se tenga un Síndrome del Edificio Enfermo (SEE), por lo que las acciones que se realizarán tendrán que ejecutarse según un plan correctivo y de limpieza.

Uno de los problemas básicos en la concepción del programa de mantenimiento es lograr un equilibrio en las medidas por tomar, con el fin de evitar multiplicar las inspecciones, ante lo que resulta necesario establecer la “vida útil de materiales y sistemas” con suficiente aproximación.

Para este fin es necesario contar con información fehaciente procedente de los fabricantes y de la propia experiencia adquirida o provocada mediante ensayos de envejecimiento o de la observación de aquellos que están involucrados en el proceso constructivo. En forma discriminada, los valuadores relacionan los inmuebles con los componentes o materiales que se caracterizan por vidas útiles de más de 50 años.

Por ejemplo, sólo se toman en cuenta los elementos de concreto, hierros, materiales de PVC, entre otros; por esa razón, el valuador erróneamente puede concluir que la expectativa de los inmuebles se encuentra establecida en rangos de entre 50 y 85 años, cuando en realidad podría ser menor este número.

Sobre el tema, algunos manuales muestran datos o listas de vida útil de diferentes tipos de inmuebles, sin embargo, muchos de éstos no señalan cómo o bajo que metodologías o parámetros se obtuvieron. Mantenimiento adecuado, fundamental Es una actividad destinada a evitar gastos mayores en los edificios, la cual siempre ha existido en aquellos casos en los que se ha dado la concurrencia de grandes inversionistas y promotores comprometidos durante toda la vida útil de la edificación, aunque no es la norma.

En el medio, la edificación como conjunto no ha convertido todavía al mantenimiento en una doctrina para la acción consolidada y aceptada por todos. Le pasa como a todas las actividades que van más allá de los intereses individuales inmediatos, ya que se necesita pasar por una fase de imposición hasta que se convierta en un hábito social.

En los años 60, el tema del control de calidad y mantenimiento de edificaciones era una materia experimental practicada sólo por grandes corporaciones; hoy en día, se conoce el nivel de especialización, las experiencias y lo exitoso que han sido los planes de mantenimiento, por lo mismo, su popularidad ha crecido.

Las fases necesarias para que se consolide una actividad de este tipo requieren de mayor información sobre el tema y de un compromiso real por parte de los profesionales, para que se aplique en la práctica y se obtengan resultados. Por otro lado, el mantenimiento es un término que se ha consolidado en la mente de los profesionales dedicados a la construcción, gracias a los resultados que se han obtenido, ya que se puede tener mayor utilidad y, evidentemente, una vida del edificio más prolongada, lo que es rentable para varios de los involucrados en el sector, pero, especialmente, con el objetivo de evitar la demanda de recursos materiales y el daño ecológico que implica.

  1. El tratamiento de mantenimiento comienza en el propio programa de necesidades que el proyectista entrega al contratista de un modo más o menos rudimentario.
  2. Así, se recomienda que proyectistas y diseñadores traten de considerar los costos de mantenimiento al momento que deciden los principales rasgos de la nueva promoción, mientras que al proyectista se le debe pedir que elabore el proyecto con el mantenimiento, evaluando toda su actividad, dado que decisiones que se toman en esa fase, con ligeros cambios de enfoque, se traducen en menores costos de mantenimiento para varias décadas de vida útil del edificio.

En la fase de la ejecución se recomienda a constructores y directores de obra que contemplen entre sus prioridades el respeto por los aspectos del proyecto a ejecutar con el mantenimiento. El usuario y administrador son muy importantes, serán quienes tendrán que respetar el manual de uso y mantenimiento, en el que se darán instrucciones que no sólo han de referirse al estricto uso y mantenimiento, sino a cómo se han de tratar las acciones de rehabilitación.

  1. Los materiales en la vida útil Una edificación ya sea residencial, de oficinas o industrial está compuesta por una serie de materiales constructivos que, en conjunto, forman los diferentes sistemas del inmueble.
  2. Éstos son necesarios para la prestación de servicios o actividades, y gracias a los avances de la tecnología constructiva, se ha logrado que muchos de estos materiales sean más versátiles, lo que ha abierto las opciones de usos y aplicaciones.
See also:  Como Se Evacua Un Edificio?

Sin embargo, en el fondo el componente básico es el mismo. Por ejemplo, el fibrocemento, ya sea aplicado en una edificación industrial o residencial, está compuesto por fibras de amianto y celulosa mezcladas con cemento. Otro gran componente de los elementos residenciales y comerciales es el policloruro de vinilo, conocido comercialmente como PVC.

  • En paralelo, cada uno de esos componentes tiene un comportamiento diferente ante las diversas acciones del ambiente y sus múltiples usos.
  • Por tal motivo, los evaluadores profesionales no deben fijar la vida de los bienes a partir de la esperanza de vida de un concreto o un metal o por el uso de un gráfico o una tabulación de valores, porque lo verdaderamente importante es el diseño, la operación y el mantenimiento previstos.

Dentro de la investigación realizada se ha determinado que, a nivel mundial, el estudio y la estimación de las vidas útiles de los bienes ha sido y es un tema en el cual cada día más organismos e investigadores se ha involucrado. Tan sólo para el año 2002 había 24 proyectos de investigación dentro del programa europeo Cooperation in Science and Technology, en especial el COST 509, dedicado a la Corrosion and Protection of Metals in Contact with Concrete; estas investigaciones tenían relación con la durabilidad de los concretos y la protección de los metales.

Entre los grupos de investigación en aspectos de vida útil de estructuras más notables se encuentran los comités del International Council for Research and Innovation in Building and Construction, como es el modelo 130 CLS, que habla de métodos para la estimación de la vida de servicio de estructuras de concreto y que se trata de uno de los más recientes en la materia.

Aunado a ello, se elaboró el 140-TLS, método que habla respecto de la predicción de la vida de servicio de los componentes de materiales en las edificaciones. Algunas de las publicaciones consultadas son de órganos tan prestigiosos como la American Society for Testing and Materials Committee, las normas de la International Organization for Standardization (ISO), específicamente en su apartado “Draft International Standard ISO / DIS 15686: Buildings Service Life Planning”, y la publicación de Marshall and Swift Publication Co., Life Expectancy Guidelines. Las vidas útiles anotadas en la Tabla No.1 sugieren que sean aplicadas por los evaluadores, como parte del proceso que culmina en la asignación de la vida útil ponderada de la edificación. Estas tablas se han ajustado tomando en cuenta la experiencia consultada a proveedores de materiales y componentes, ingenieros en mantenimiento industrial, ingenieros constructores y a la comparación directa con obras de diversas edades cronológicas.

Se les puede considerar como vidas probables mínimas y son valores básicos en el siguiente proceso, que es la estimación de la vida probable de los componentes de las edificaciones. Los estimados de vida anotados en la Tabla No.1 no provienen de una sola fuente bibliográfica o investigación, sino que son valores extraídos de distintas fuentes.

Tales valores son recomendados para condiciones normales. Cuando se utilicen y se requiera evaluar condiciones diferentes a las normales, el organismo recomienda disminuir la vida útil probable en un rango de 5 a 10 años. Es importante destacar que dentro del proceso de definición de la vida útil probable de una edificación no sólo se ha de estimar la incidencia de los costos, las características mecánicas de los materiales y su durabilidad, sino también el grado de instalación de la edificación.

Valor arquitectónico Género de construcción Grado de instalación

En segundo lugar a partir de:

Desgaste efectivo relativo a la explotación y las incidencias del ambiente Calidad de las construcciones Plan de conservación, mantenimiento y servicio

En lo que respecta al grado de instalación, éste se clasifica en:

Poco: Sin sistemas de calefacción, instalaciones electromecánicas sencillas de ventilación y sanitarios Medio: Con sistemas electromecánicos, sistema de ventilación y sanitarios normales Elevado: Sistemas de aire acondicionado, sistemas electromecánicos importantes, sistemas sanitarios importantes

Vida útil probable de inmuebles por su grado de instalación Por otro lado, el género de la construcción se clasifica en masiva o mixta. En lo que respecta al grado de instalación de una edificación, la Skanska AB recomienda el uso de los valores mostrados en la Tabla No.2.

Conclusiones A pesar de que aún no se reconoce la investigación en materia de evaluación, en el caso que aquí interesa es indudable que se requiere que las universidades y las nuevas sociedades de evaluadores, o agentes de certificación y commissioning, estimulen a los profesionales a ejercer una actitud más crítica sobre temas técnicos.

La vida útil de los bienes es un punto crítico a establecer en un sinnúmero de procedimientos. En algunos casos, decidir si hacer o no una inversión o si aceptar un bien como garantía queda sujeto a la vida de la inversión o a la vida residual. A pesar de las iniciativas existentes, todavía se exportan “recetarios” que sugieren vidas de bienes y edificaciones concebidos bajo ambientes y exigencias muy diferentes a las nacionales.

  • Dentro de la teoría señalada se han determinado las extensas investigaciones en materia de estimación de vida útil de los bienes, que tanto profesionales independientes como prestigiosas instituciones y asociaciones a nivel mundial han desarrollado.
  • En el medio existe gran cantidad de tablas y resúmenes; sin embargo, luego de analizar su procedencia y bajo las condiciones de su definición, se propone el uso de dos tipo de valores.

Un grupo de ellos toma en cuenta la vida útil probable de los materiales y un segundo grupo en el que se proponga la vida útil de partidas de obra. Estos valores se consideran más acertados para las obras típicas del medio mexicano, tanto en su uso, como en el ambiente que se encuentran inmersas.

No se parte de los resultados de una sola investigación, también se han tomado los valores más acordes a la realidad, de diferentes fuentes de investigación. No sólo el método de la vida útil ponderada hace uso de las vidas probables o de la esperanza de vida de los bienes. La estimación de la vida remanente o de la vida efectiva de una edificación requiere de una adecuada y acertada definición de este parámetro, motivo adicional para profundizar en el tema.

El método de la vida ponderada no debe tomarse a la ligera, al contrario, debe someterse a análisis, ya que variables como costos de la obra, su incidencia y la vida probable de los bienes deben definirse y ser sostenibles tan claramente que no den lugar a dudas.

En muchas ocasiones se dice que el método no es eficaz, pero se debe hacer un alto y preguntar: ¿es el método ineficaz o es que se ha alimentado con factores fuera del entorno? Todas y cada una de las variables que lo componen han de estar razonablemente determinadas y aprobar el filtro del cuestionamiento; de tal manera, será posible concluir sobre la aplicabilidad o no del método.

Además, se hace hincapié en unir esfuerzos entre las asociaciones de evaluadores, ingenieros, profesionales locales y los entes estatales relacionados con el tema con el firme objetivo de formar una verdadera sinergia para el desarrollo de criterios sostenibles con la realidad nacional actual y futura.

¿Cuáles son las reglas y normas de convivencia?

Las normas de convivencia son aquellas que regulan el desempeño de las personas en una sociedad organizada, de manera tal que los individuos puedan compartir un mismo espacio de manera armónica, constructiva y controlada. Por ejemplo: cubrir las partes pudorosas, la obligación de saludarse, el respeto a la vida.

Se las conoce también como normas de convivencia social ya que son las garantes de que los seres humanos podamos entendernos y regirnos por un código de conducta más o menos afín. Esto no significa que las normas de convivencia no puedan romperse dentro de una misma sociedad o que violentarlas conduzca al caos social; sin embargo, mientras menos se ciña un individuo o una colectividad a determinadas pautas de conducta común, más impredecibles serán sus altercados y más frecuentes sus roces y malestares frente al otro.

Y todo ello, dada la coyuntura adecuada, podría resultar en violencia, desprecio por el otro o incluso en la separación o el desorden social. A fin de cuentas, dice el proverbio que “ningún hombre es una isla”, queriendo significar que para beneficiarnos de la vida en sociedad, debemos adaptarnos a una normativa común determinada.

¿Qué normas deben cumplir los habitantes de los conjuntos residenciales?

Manejo de basuras – Los conjuntos deben permanecer limpios para el bienestar de todos. Cada uno de estos establece reglas, como por ejemplo: llevar la basura debidamente cerrada al sitio designado. No dejar basura en las zonas comunes o sacarlas de la vivienda antes de su recolección.

¿Qué exige una buena convivencia?

Una buena convivencia exige el respeto mutuo y la aceptación de unas normas comunes; aceptación de otras opiniones y estilos de vida; resolución por medios no violentos de las tensiones y disputas. Es algo más que la mera coexistencia o tolerancia del otro.

¿Qué podemos hacer para vivir en comunidad?

Vivir en comunidad implica desarrollar una serie de relaciones personales basadas en la cordialidad y la afabilidad en aras del bien común. Así que para vivir en comunidad son esenciales nuestros valores, pero sobre todo ponerlos en práctica.

¿Qué pasa si no se respetan las normas de convivencia?

La consecuencia de no cumplir con las leyes es la aplicación de una sanción. Esto significa que el incumplimiento tiene un efecto, generalmente negativo, para el infractor de la norma (persona que no respeta la norma ).

¿Qué tipo de reglas se establecen en un condominio?

Reglamento de condominios ¿Alguna vez has tenido algún altercado con tus, ya sea por culpa de ellos o que tú mismo lo hayas provocado? Admitámoslo, todos hemos tenido algún vecino molesto al menos una vez en la vida, pero las situaciones pueden agravarse viviendo en un edificio de condominios, ya sea por la cercanía de unos con los otros, porque se escucha todo lo que todos hacen o por el uso que cada quien le de a las áreas comunes. Como Convivir En Un Edificio Para evitar conflictos, la mayoría de los edificios de departamentos cuentan con un reglamento de condominios que marca reglas sencillas que todos los inquilinos deben seguir y es vital aprenderlo de memoria, ya sea para poder reclamar derechos o conocer nuestras obligaciones, cumplirlas y poder vivir tranquilamente.

Respeta y cuida las áreas comunes como el recibidor, estacionamiento, elevadores, escaleras y azotea. Mantén el nivel de ruido (música, televisión, taladros, lavadoras, etcétera) lo más bajo posible, especialmente entre semana. En caso de tener, recoge sus heces. No organizar reuniones escandalosas o grandes. En caso de ser así, avisa a tus vecinos, asegúrate de que tus invitados respeten el edificio y a quienes lo habitan, y realízalas en fin de semana –de preferencia en sábado-. Si descompones o rompes algo que sea de uso común o que se encuentre en un área compartida, repáralo. En caso de que haya estacionamiento, sólo ocupa tu espacio y no estorbes la entrada de los demás. Mantén tu hogar limpio para evitar plagas que puedan infestar los demás departamentos. Cuando vayas a hacer uso de áreas comunes como jardines, da aviso a los habitantes y al administrador del edificio. Respeta la vida privada y costumbres de tus vecinos. Recuerda que cada quien puede hacer lo que quiera, siempre y cuando no dañen a terceros. Respeta el aspecto de los condominios. Por ejemplo, no pongas a secar tu ropa en la ventana ni pintes la puerta de tu departamento de un color distinto a las demás. No modifiques la estructura de la construcción, de ser así, aunque hayas gastado mucho en la remodelación, podrán pedirte que deshagas todo. Esto puede variar dependiendo del lugar, o de si compraste el departamento o sólo lo rentas. Paga las cuotas de la comunidad a tiempo como las respectivas de mantenimiento, gas o agua. Utiliza con moderación los servicios y suministros comunes. Permite el acceso a tu vivienda cuando sea necesario reparar o instalar algún elemento o servicio común. Asiste a las juntas de vecinos para mantenerte actualizado respecto a modificaciones en el reglamento de condominios, tarifas de cuotas, reparaciones y demás puntos importantes.

Recuerda que, a pesar de que las reglas cambien dependiendo del lugar donde vivas, el mantener una buena relación con los demás inquilinos es importante y básicamente todas las normas se pueden resumir en una frase: “No hagas lo que no te gustaría que te hicieran”.